Minería ilegal

Minería ilegal

minería ilegal

¡Farallones vale más que el oro!

 

El pasado mes de mayo se realizó una visita técnica por parte de un equipo de diferentes áreas del DAGMA al Parque Nacional Natural Farallones de Cali, cuyo era objetivo verificar una zona del lugar conocida como el Alto del Buey a una altura de 3.800 msnm, en donde se construirá un puesto de control en el que entidades como el Ejército Nacional, Parques Nacionales Naturales y el mismo DAGMA, podrán hacer un monitoreo continuo del ecosistema de aquella zona la cual es de gran importancia para la ciudad de Cali.

Esta área protegida es una de las más antiguas en el sistema de Parques Nacionales (data de 1968), radicando su importancia en el hecho de que su geo-posicionamiento (Chocó biogeográfico), permite la existencia de una biodiversidad enorme que ha sido reconocida a nivel mundial, a su vez de servir de nacimiento de cuencas hidrográficas que bañan gran parte del suroccidente.

 

Riqueza natural

También hay que destacar que en esta zona confluyen cuatro tipos de ecosistemas: un bosque subandino húmedo (entre 200 y 1.200 msnm), un bosque andino húmedo (entre 1.200 y 2.000 msnm), un bosque altoandino húmedo (entre 2.000 y 3.500 msnm) y un páramo, (cuya altitud supera los 3.500 msnm). En este lugar conviven 109 especies de mamíferos, 300 especies de aves, 63 de reptiles, 40 de anfibios, y 21 de peces según datos suministrados por Parques Nacionales Naturales.

Sin embargo, estas zonas han sido afectadas drásticamente por la minería, cuya extracción de oro ha devastado grandes extensiones de Biodiversidad, además de contaminar de manera extrema los nacimientos de agua que se producen ahí.

 

El rastro de la tragedia

Bolas de acero, motores, plantas eléctricas, extensos volúmenes de metal y lo más peligroso: incontables galones de combustible, de ácidos y de mercurio derramados, e incluso el desvío de un río que ya fue regresado a su cauce natural, es parte de la violencia hacia la Naturaleza que ocurre en esta inmensa selva verde.

“Hace un tiempo, cuando patrullaba con mi tropa por estas quebradas, tenía que cambiarme el uniforme de inmediato porque quedaba impregnado a químicos” nos cuenta el Cabo Primero Salazar, integrante del Batallón de Alta Montaña del Ejército Nacional y que realiza operaciones en el lugar. Actualmente son 40 soldados profesionales acompañados por 10 profesionales de Parques Nacionales, quienes tratan de mantener el control, sobre la minería ilegal en la zona.

 

Acciones por la vida

Jaime Celis, Director del Parque Nacional Natural Farallones, lidera esta gran batalla y nos dice: “es complejo el tema, porque mucha gente de aquí, vive de este trabajo. Cambiar su pensamiento es una tarea ardua y de largo aliento, pero estamos haciendo la tarea”.

Ya son varios los ex mineros que ahora se están concientizando de la importancia de preservar los recursos naturales, y ya algunos están trabajando como gestores ambientales y otros están cambiando sus actividades mineras por las de cultivos orgánicos. También existen otros habitantes que están planeando convertirse en guías de Ecoturismo.

 

Pero ¿y los demás qué podemos hacer?

Rechacemos por completo los hábitos de consumo de joyas de oro y otros minerales. Si lo pensamos un poco, podemos respirar, comer, amar y vivir si necesidad de ellos. La Naturaleza, única fuente de vida, nos lo agradecerá.

#CaliBio

Este escrito está dedicado a José M Díaz, quien falleció el día después de mi regreso del Parque Farallones. Su energía es ahora parte del gran Universo, siempre consciente y siempre del lado de la protección de la Naturaleza.-Nota del autor.

 

Autor: José Manuel Díaz
Twitter: @JmDiazhoyos
Jose Manuel