Óscar Mauricio Vásquez: El duro del emprendimiento

Óscar Mauricio Vásquez: El duro del emprendimiento

oscar mauricio

Es Ingeniero Electrónico egresado de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali. Tiene más de diez años de experiencia en el asesoramiento de emprendimientos, convirtiéndose en el apoyo de un sinnúmero de personas que han visto en él y en Campus Nova, la oportunidad de poder cumplir sus sueños. Ha sido ganador del Concurso Nacional de Ideas Innovadoras; ganador del Premio Nacional de Emprendimiento que otorga el Ministerio Industria, Comercio y Turismo, la Cámara Junior Internacional, la Universidad de los Andes y el BID Challenge International, y ganador del concurso Internacional IDEA tu Empresa otorgado por la J.P. Morgan, TechnoServe y el Fondo Multilateral de Inversiones del BID. Amante del arte y del tango, Óscar Mauricio ha encontrado que la fórmula para crecer a nivel personal y empresarial radica específicamente en hacer lo que nos apasiona. El Clavo tuvo la oportunidad de hablar con él, para aprender de su experiencia y de sus consejos sobre cómo podemos alcanzar el éxito con tan sólo soñar y trabajar duro. Es hora de emprender.

¿De dónde nació su interés por el tema del emprendimiento?

Estando estudiando los últimos semestres de mi carrera surgió en mí y en otro compañero la necesidad de armar una empresa con alto impacto social, que usara la tecnología para tal fin. En esta época creamos Rehabitec, una compañía que se proyectaba a la rehabilitación humana a partir del estudio tecnológico y científico. Desarrollamos varios productos y nos fue muy bien al inicio. Luego de un tiempo comprendimos que para que nos fuera realmente excelente había que aplicar innovación y un estudio más meticuloso del mercado. Entendimos que había que analizar a los clientes, ponerse en sus zapatos, entender sus necesidades a fondo. A raíz de eso terminamos con Rehabitec e iniciamos otra empresa llamada Sigma Biomedical, ya con la experiencia ganada del principio. Así fuimos creciendo y ahora tenemos un nuevo emprendimiento llamado INNTELIGENCE, compañía que se dedica al desarrollo de inteligencia competitiva y Acompañamiento a las empresas para transformarlas en compañías Innovadoras. Después de este proceso y de ya tener claras las bases y las estrategias de cómo se monta empresa, fui llamado por la Pontificia Universidad Javeriana de Cali para que dirigiera su oficina de emprendimiento. Ahí nace Campus Nova, que apoya a los nuevos empresarios a consolidar sus sueños y a aprovechar su potencial.

¿Cuáles son los principales errores que cometen los emprendedores?

Son varios, pero los que yo más destaco son: el primero, creer que su idea es la mejor del mundo y que no se la pueden contar a nadie porque se la roban. A veces los emprendedores les falta humildad y la comprensión de que se deben a un mercado y a unos clientes. Deben aprender de lo que hay afuera, de escuchar atentamente lo que la gente quiere, porque uno puede tener una idea magnífica y un producto maravilloso pero si éstos no se validan con los compradores potenciales, pues no pasa nada. El segundo error es no establecer desde el inicio las reglas claras a su equipo de trabajo y sus funciones. Esto genera desorden e incentiva a que hayan roces entre los miembros del emprendimiento. Hay que organizarse y poner en claro qué hace cada uno. Por último, el tercer error más común es el de armar modelos de negocio que carecen de proyección alguna, sin ninguna visión a futuro. A veces me topo con jóvenes empresarios que vienen con ideas muy comunes o poco valoradas para que perduren en el tiempo. No es cuestión sólo de hacer dinero, sino de tener una consolidación.

¿Qué pasa cuando la idea inicial resulta, tiempo después, no ser tan buena?

Sencillo: hay que evolucionarla. En el emprendimiento uno nunca termina haciendo lo que se propuso con la idea inicial, todo esto debido a que la validación con los clientes determina cuál es nuestro camino. Si lo que pensábamos iba a funcionar no lo hace, hay que pivotear y darle otro matiz. Cree un producto, llévelo al mercado, observe cómo es su comportamiento y aceptación, luego darse la oportunidad de cambiar todo y si es necesario, arrancar de cero. Nunca es tarde para empezar de nuevo.

¿Existe una edad ideal para emprender?

No, uno puede emprender cuando quiera. Hoy en día, por ejemplo, los niños son muy entusiastas con el tema del emprendimiento. Todos quieren independizarse y hacer su propia ruta. Lo importante son las ganas, hacer lo que nos apasiona y amar nuestra labor. Ahora bien, así nos consideremos mayores también podemos emprender. Hay casos de gente que a pesar de haber superado cierta edad han logrado alcanzar sus metas. ¿La clave? Tener ánimo de cambiar nuestra realidad.

¿Cómo no perder la fe ante el fracaso?

Uno debe desarrollar la resiliencia, que es esa capacidad de sobreponerse antes las dificultades más adversas. En el caso de los emprendedores todo el tiempo se está uno cayendo, pero ahí es donde radica la fortaleza y la verdadera disciplina. Hay que levantarse, sacudirse y arrancar otra vez. Pero esto sólo sucede cuando se hace lo que uno ama.

¿Existe un manual para el entender el emprendimiento?

No existe una regla general para emprender. Hay diferentes tipos de emprendimientos, diferentes modelos, diferentes espacios y situaciones. Por lo tanto no existe una fórmula única para alcanzar lo que queremos alcanzar. En la vida sólo es cuestión hallar una buena oportunidad, hacer productos mínimos para validarlos con la gente que creemos nos lo van a comprar, estudiar y hacer que éstos al final se ajusten al mercado.

¿Qué tan importante es innovar?

Innovar más que ser importante es necesario. La innovación es la única estrategia para diferenciarse de los demás, para ser únicos y recordados. Sin embargo implementarla toma tiempo y varios procesos. Innovar no se hace de la noche a la mañana; requiere de mucha preparación y estudio.

¿Cuál es la clave del éxito?

El éxito, dicen los sabios indígenas del Amazonas es simplemente haber nacido. Vivir es ya en sí un triunfo. Ahora hablando de emprendimiento, el éxito está en hacer lo que a uno le apasiona, en trabajar todos los días por aquello que sabes que te llena de felicidad. Para triunfar en la vida hay que estar en permanente observación, muy despiertos, eso sí sin perder la capacidad de asombro. En algunas ocasiones debemos ser flexibles y cambiar, tomar nuevos caminos, decidir y si toca, volver a empezar. Suena duro, pero así son las cosas.

 

Autor: Luis Gaviria
Twitter: @luisgaviria226
luis gaviria

Comments

comments