Sin Rollo

Sin Rollo

Fotografía: Nicolás Delvalle

Me despierto en la mañana para iniciar el ritual: Primero es el peeling. Depilar todo, que nada se vea. 2 horas al gimnasio. Muchas cremas. Para salir necesito el maquillaje: cubrir cualquier mancha o grano, sombras, labial, tal vez un poco de botox para que no se noten las arrugas, las pestañas falsas, las extensiones y arreglar el cabello hasta que nada se mueva de su lugar.

Lo hago por que eso es lo que quieren ver. No la mujer que se levanta en la mañana despeinada, libre de maquillaje. Quieren una Barbie, una ilusión. Eso es lo que yo doy. Pero no es quien yo soy.

Comments

comments