#Temática: “Me enamoré y me dijeron ‘NO'”

#Temática: “Me enamoré y me dijeron ‘NO'”

amor-y-paz

Era la mañana del 18 de oc­tubre del 2012 y la conocí por televisión nacional, me cautivó su hermosa forma de hablar y su fir­meza por conseguir lo que se proponía. Desde esa mañana no pude pensar en nadie más que en ella, la seguía por todos lados y quería tenerla conmigo.

Comencé a preguntarles a los demás por ella, pero los comentarios no eran alentado­res. Algunos me decían que la conocían desde siempre y que muchos han intentado conquis­tarla, pero todos terminan fracasando. ¡Ella es una chica difícil! Sin embargo, cada noticia que hablaba de ella me llenaba de fortaleza, me es­peranzaba en la posibilidad de por fin conocer­la y sentir su amor.

Los años pasaron y mi atracción no se de­bilitaba, seguía insistiendo en buscarla y de­cirle que anhelaba comprometerme con ella y entregarle mi vida a su servicio (era un poco loco, pero es que realmente estaba enamorado). Ante tanta locura de amor me empeñé por ha­blarles a todos de ella, escribí artículos que la describían, asistí a foros en donde exponía sus particularidades y terminaba pasionalmente hablando de los sueños que quería cumplir a su lado.

Finalmente logré contactarla —bueno, en realidad ella me puso una cita—, era el 02 de oc­tubre de 2016. Habían pasado exactamente tres años, once meses, y doce días; algo así como 1.445 días desde aquella mañana en que la vi por primera vez. ¿Se imaginan cómo estaba mi corazón al saber que la conocería? Sí, como en cualquier cita en la que uno quiere alardear: compré una camisa nueva, me apliqué un poco del mejor perfume de mi papá y para que ella tuviera una alta imagen de mí, me fui en un servicio de transporte privado (que por cierto estaba rega­lando viajes ese día a quienes quisieran ir a conocerla).

 

"Los años pasaron y mi atracción no se de­bilitaba, seguía insistiendo en buscarla y de­cirle que anhelaba comprometerme con ella y entregarle mi vida a su servicio (era un poco loco, pero es que realmente estaba enamorado)."

 

…Llegué al lugar acordado…

—Mucho gusto, mi nombre es Juan Camilo.

—Hola, mi nombre es PAZ DE CO­LOMBIA.

Por fin conocía su nombre, era más hermosa de lo que se veía en televisión, ella era perfecta para mí. Mi cara de enamorado era evidente, ella era de pocas palabras; sin embargo, la cita se extendió desde las 8:00 am hasta cerca de las 6:00 pm, cuando ella con cara triste me dijo:

—Lo siento mucho, pero hoy te tengo que de­cir NO. Lastimosamente no estamos listos para estar juntos, sé que esto te afectará muchísimo, pero si queremos estar unidos por toda la vida debemos prepa­rarnos mejor.

En las redes sociales tras ganar el NO en el plebiscito para refrendar el acuerdo de La Habana, solo se leían malas pala­bras, frases de desconsuelo y dolor… pero no todo está perdido, es momento de darle RESET a este país y salir con mucha más fuer­za a construir una paz que sea verdaderamente estable y duradera.

La PAZ sigue soltera, no sé vos, pero yo se­guiré buscándola hasta que la pueda conquis­tar.

Por:

Juan Camilo Bolaños

@CamiloBolanos10

juan camilo bolaños

Comments

comments