Trekking

Trekking

Foto: Columbia

Es una actividad especialmente grata y fácil de practicar. Cuando lo hacíamos sin prevenciones por cualquiera de las miles de montañas, valles y llanuras de nuestra privilegiada nación le decíamos caminata. Ahora el término es un poco más sofisticado, Trekking, pero los efectos al alma, cuerpo y espíritu son siempre los mismos. Caminar nos permite ponernos a prueba o eventualmente cuando logramos superar el justo temor por la seguridad y dotados de la tecnología adecuada vemos cómo podemos  rendir más gracias a los adelantos logrados por la ciencia aplicada a los zapatos. Por ejemplo, hay botas especiales que te protegen de la humedad, que te ayudan a evacuar la transpiración, te protegen de un tobillo torcido y en general te ayudan con el agarre que necesitas para disfrutar de tu propia capacidad para desplazarse por las trochas, caminos, carreteras, etc.

La tecnología se involucra con la ropa y produce las llamadas fibras inteligentes que te permiten controlar la temperatura corporal y la humedad. Hay elementos como el GPS, que es un aparato que te permite saber con un alto nivel de exactitud  cuál es tu posición geográfica. Hay  también elementos para hidratarte con facilidad como los camelback, que son bolsas que te permiten cargar hasta cinco litros de agua en la espalda como si fuera un morral y tomar agua sin distraerte de lo que estés haciendo; hay barras de alimento que te brindan altos niveles de nutrición sin necesidad de preparar y a veces sin parar siquiera.

En fin, caminar es una actividad en solitario con el componente grupal que hace que tus fuerzas particulares se complementen con las del grupo y así obtienes mejoras en tu rendimiento y conocimiento de la técnica adecuada. En otras palabras, es una actividad que se puede hacer en grupo o individual pero haciéndolo en grupo vas a tener ventajas adicionales.

Caminar está de moda, todas las ciudades tienen grupos de caminantes con infinidad de intereses. Por ejemplo en Medellín hay grupos que caminan sólo de noche y hacen unas salidas muy largas y exigentes; en Cali muchos grupos escogen zonas del departamento y hacen salidas con diferentes grados de dificultad; en Bogotá y sus alrededores son muy conocidos los “Caminos Reales”, usados por los indígenas para sus desplazamientos y que conservan una belleza paisajística que ahora es aprovechada por estos grupos; en Santander, departamento pionero, hay rutas que se hacen en varias jornadas y exigen la compañía de un guía especializado. También hay grupos que escogieron la alta montaña y aquí sí hablamos de muy alta exigencia en lo técnico y lo físico pues no es lo mismo caminar a 1000 MSNM que hacerlo a 4000 MSNM.

En Colombia hay mucha gente que se destaca, incluso a nivel mundial, en esta actividad que ya deja de ser trekking para convertirse en técnicas especiales de escalada que tienen exigencias diferentes.

Si no has considerado la caminata o trekking como una alternativa, no sólo deportiva sino recreativa, puedes llevarte muy agradables sorpresas. Y recuerda que en este tipo de actividades no es muy usual encontrarse con ese tipo de “personajes” que nos han modificado tanto nuestras costumbres recreativas, eso sólo ya es garantía de poder pasar  un muy buen rato exigiéndole a nuestro cuerpo algo que con todo gusto quiere darnos. ¿Qué haces todavía sentado?

Comments

comments