Más que una verdad incómoda

Más que una verdad incómoda

Fotografía: Alejandro Palomino - EL CLAVO

Una verdad incómoda es un documental que fue conducido por el Ex Vicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore, en el año 2006 como uno de tantos intentos que se hacen en el mundo para decirle a la gente que tenemos un grave problema ambiental y que tenemos que cuidar los recursos naturales. En esta ocasión, el documental habla sobre las consecuencias del calentamiento global y la responsabilidad que tenemos todos los seres humanos. Después de que salió Una verdad incómoda, Al Gore ganó el Óscar en el 2006 y el Premio Nobel de Paz en el 2007. También salieron cientos de parodias en series y películas como Los Simpson, donde Lisa le advierte a Springfield de sus grandes problemas de contaminación. 

Desde que tengo uso de razón, conozco las calculadoras que funcionan con panel solar y sé de los múltiples beneficios de usar esta tecnología para el medio ambiente. Pero las escenas futuristas de vehículos impulsados por energía eléctrica, viviendas y empresas que funcionan con paneles solares se quedaron en maquetas; pero por otro lado, las películas que hablaban de un futuro sin agua y atmósfera como Matrix y El vengador del futuro, parece que serán una realidad dentro de muy poco. 

Pero, ¿por qué no se ha desarrollado de forma significativa el tema de la energía solar? La respuesta es porque no daría el mismo dinero que el petróleo, el mismo que genera guerras, muertes, hambre, pobreza y desigualdad en todo el mundo. Es por el mismo motivo que no se imponen políticas de tipo ambiental para proteger los recursos naturales, y lo que sucede es que con ése tipo de decisiones las grandes corporaciones perderían mucho dinero y ellos son quiénes financian las campañas de las personas que sí lo pueden hacer: Los políticos.

Es así como el capítulo de Los Simpsons en donde el malvado Sr. Burns tapa el sol para cobrar por él o la guerra por el agua en Bolivia planteada en la última película de James Bond, Quantum of Solace son temas cada vez más reales. O ¿cuándo nos íbamos a imaginar que nos venderían agua en botella? cuando el dicho popular dice que a nadie se le niega un vaso con agua. 

A pesar de los esfuerzos aislados en todo el mundo por hacer algo por el medio ambiente, la solución real está en los gobiernos de los países y en las grandes empresas que los corrompen para poder ganar dinero, a pesar que contaminen más. Muchas veces las corporaciones prefieren pagar millonarias multas antes que implementar procesos industriales amigables con el medio ambiente, porque les sale más rentable. 

Todos los días cuando me levanto, la ciudad me huele a basura y entiendo que lo más posible es que el final de nuestra raza humana no va a ser como el Apocalipsis de la Biblia ni nada parecido, más bien va a ser una muerte lenta debido a nuestra falta de conciencia con el medio ambiente como en la película Avatar. La solución de este problema parece que no va a ser por el lado de la conciencia, sino por el lado del billete, hacer que contaminar menos y conservar más los recursos naturales sea un negocio. Pero mientras tanto, hay menos agua, menos aire, menos comida y más enfermedades, más contaminación, más gente.

Comments

comments