¡Uy, Echeverry! Qué hacer cuando cobran indebidamente

¡Uy, Echeverry! Qué hacer cuando cobran indebidamente

 

 

Por desconocimiento y normalmente por pereza, no verificamos el cobro que realiza la entidad con quienes hemos adquirido un crédito. No olviden lo siguiente: “SUELAN HACERLO”. En esta oportunidad haré una breve explicación con la experiencia de una usuaria, a quien llamaremos Fulanita de Tal (se deben proteger los datos personales de ella, pero no los de la entidad que cometió el error), es decir, esta vaina está “basada en una historia real”.

 

En el mes de noviembre, Fulanita de Tal adquirió un computador portátil en una gran tienda de cadena de la ciudad de Cali, pero como todo ciudadano de a pie, no lo compró al ‘chin chin’, sino que adquirió un crédito con Fenalco. Del primer cobro que recibió, hubo algo que no le cuadró en el total y Fulanita de Tal se sentó, desempolvó todas las fórmulas financieras que existen para el cobro en un crédito de consumo, verificó las tasas en la Superintendencia Financiera y procedió a hacer el cálculo. Consecuentemente, descubrió que le estaban cobrando erróneamente.

Los siguientes pasos que Fulanita realizó, requieren de mucha tolerancia y paciencia, pues los asesores están entrenados para no perder. El primer paso fue enviar un correo electrónico a Fenalco, en el cual expuso el caso. Al no recibir respuesta, Fulanita va directamente a las oficinas de dicha entidad. Primera prueba de paciencia: según ellos no recibieron el correo. Segunda prueba: el asesor no sabe de tasas. Tercera prueba: le dicen que espere al jefe, el que nunca llegó y al que esperó por más de una hora. Cuarta prueba: regresó otro día, y otra asesora la ofende con el siguiente comentario “el cálculo de las tasas de interés no se hace con matemática de coquito”, (lo que no sabía la inteligentísima asesora es que Fulanita de Tal es una profesional con Especialización en Finanzas). Esto no significa que usted no se pueda informar e ir a reclamar, ¡el conocimiento es del que quiera tenerlo! Quinta prueba: envía el segundo correo explicando nuevamente el caso, obviamente Fulanita de Tal envía una cadena solicitando una respuesta al correo anterior (esto se hace con el objetivo de reunir pruebas).

En las cinco pruebas transcurrieron dos meses, y por fin ajustaron el cobro, pero no han ajustado ni devuelto los cobros adicionales realizados en las anteriores facturas. Entonces, viene la sexta prueba: durante el proceso de reclamación, Fulanita tuvo que seguir pagando las facturas, así ella haya tenido la razón.

Al día de hoy han transcurrido tres meses sin el ajuste de los cobros anteriores. Al contar con pruebas que respetan el debido proceso de reclamación (Peticiones, Quejas, Reclamos) a través de los canales sugeridos por Fenalco, Fulanita de Tal, inicia un proceso ante la Superintendencia Financiera, donde adjunta las pruebas y listo.

Es muy posible que a Fulanita de Tal no le arreglen esos cobros anteriores, pero con la queja realizada ante la Superfinanciera, Fenalco o cualquier entidad de crédito estará más expuesta a llamados de atención y multas por parte de la institución. Resalto: a ninguna organización le gusta un llamado de atención de cualquier Superintendencia.

 

DATO ADICIONAL: La Superintendencia Financiera tiene una ayuda que se denomina “SERVICIO CIUDADANO”, ¡consúltelo! Tenga presente que si se la clavan es por ignorancia. Entre a la página web www.superfinanciera.gov.co y aprenda más acerca de este tema.

 

 

Autor: Diony Ico Brath
Twitter: @DionyIco
Diony Ico

Comments

comments