Venga le clavo su apodo

Venga le clavo su apodo

Foto por: José Maldonado - EL CLAVO

Muchas veces son más importantes que los nombres de las personas. Los apodos identifican a la gente con un hecho en particular o una experiencia de vida, mientras los nombres son asignados sin saber mayor cosa de la persona. Pero definitivamente la mayoría de los apodos se refieren a algún defecto físico y nacen de la comparación con alguna cosa como “Cabeza de pedal” o “Mancha de plátano”. Debe quedar claro que no se consideran apodos los diminutivos con los que llaman a algunas desafortunadas personas, tal es el caso de “pipe”, “cata”, “nata”, “julis”, “putis” y “tontis”. También, hay para quienes los apodos son la salvación para tratar de encubrir el mal hecho por sus padres, con complicidad del cura el día de su bautizo. Entre los afectados se encuentran “John Hamilton”, “Dilmar Esgardo” y el caso más común: “Leidy Dayanna”. Mejor dicho, el apodo representa más la personalidad y la identidad de las personas. El apodo es algo que se gana y que nos pertenece.

Comments

comments