Windsurf

Windsurf

Foto: HC Merkle - EL CLAVO

Lago Calima empezando la tarde (la mañana es para los que están aprendiendo). Vemos unas velas surcar las aguas a altas velocidades que van y vienen; esto pasa  los 365 días del año. Calima es un referente mundial para la práctica de este deporte porque es el tercer lugar en el mundo con estas características de vientos permanentes y de altas velocidades. El Windsurf es un deporte creado en los años treinta pero sólo en los setenta empezó su popularidad que no ha parado de crecer. El viento es el protagonista principal de esta experiencia extrema pero hay que unir algunos factores para poder acometer la práctica de este deporte.

Vamos a lo técnico. Para empezar puedes ir a alguna de las escuelas que se ofrecen en las áreas para esta práctica, es lo más recomendable. En Colombia hay varios sitios para esta práctica: el principal es el lago Calima en el Valle del Cauca; en la Costa Atlántica hay varios lugares, pero los mejores están en la Guajira, bien al norte, donde se combinan no sólo unos excelentes vientos sino también unos espectaculares paisajes. Hay que aclarar que este deporte es muy difícil de practicar empíricamente si no te lo enseñan; en cuanto al equipo,  en principio te lo alquilan o te lo incluyen en el costo de las clases, pero si de verdad te gusta vas a tener que hacerte a la idea la tecnología vale y el Windsurf no es la excepción. Velas en diferentes tamaños con materiales ultraligeros y resistentes monofilm hacen la diferencia, los mástiles también tienen materiales muy especiales como carbono o Kevlar, que los hacen muy resistentes. También hay tablas en fibras especiales, hechas a mano o en moldes, que han ido reduciendo su tamaño y mejorando aspectos que para alguien ajeno al deporte serían imperceptibles pero para sus practicantes son vitales para mejorar tiempos y estilos, teniendo en cuenta que en Windsurf hay diferentes modalidades como olas (waves), slalom, freeride, course race, raceboard, Imco (categoría olimpica) y open. En cada una encontramos diferentes tipos de velas y sobre todo de tablas, siendo las más pequeñas las de olas y las mas grandes las open, que son con las que se aprende.

Como dijimos antes, este deporte debe conjugar una serie de aspectos para su práctica. Por ejemplo, es un deporte más bien solitario y esta escena es recurrente: la persona que va a navegar por primera vez llega con su novi@ y mientras el personaje navega toda la tarde, su pareja se asolea y en general pasan rico; ya en la tarde, él cansado y ella bronceada. El siguiente fin de semana se repite la escena, pero a media tarde ella se viste, saca un libro o revista y empieza a mirar rayado. Al otro fin de semana, lo más seguro es que el personaje llegue solo y esto es una curiosa constante. El Windsurf te exige un buen estado físico y debes nadar bien. Como es un deporte donde debes permanecer tanto tiempo en el agua, te debes proteger de una hipotermia y esto lo logras con ropa especial, principalmente de neopreno. Hay que agregar que el Windsurf genera una cultura que incluye rumba, ropas y hasta lenguaje diferente, pues se maneja mucha palabra en inglés y terminología de navegantes que a veces los hace parecer distantes.

El Windsurf es reconocido como deporte olímpico en el año 1984 y se compite en una categoría única y con limitantes técnicos que hacen que la competencia sea más equilibrada. Un deporte muy atractivo de practicar y con altas dosis de adrenalina, pero que también es chévere mirar.

Comments

comments