Llegó el final anhelado de la que está considerada una de las mejores series de los últimos años: Better Call Saul. El spin-off sobre el abogado sin escrúpulos que le dio un toque extremadamente cómico y trágico a Breaking Bad, hemos decidido recopilar algunas de las curiosidades más llamativas y sorprendentes de sus personajes, actores y momentos dentro de la trama y la historia que enlaza con Breaking Bad. ¿Quieres saber más acerca del peculiar abogado Saul Goodman? Llegaste al lugar indicado.

Originalmente iba a ser una comedia

El desarrollo inicial de este spin-off iba a ser pura y exclusivamente cómico. Se pensó en un formato de sitcom, con episodios cortos, de 30 minutos, en donde el abogado era visitado cada semana por un comediante diferente y debía solucionar distintas problemáticas legales cada cual más hilarante.

Un personaje creado a puro talento

Originalmente, Saul Goodman iba a tener una participación muy pequeña en Breaking Bad. Sin embargo, los productores quedaron encantados con la forma de trabajar de Bob Odenkirk, y decidieron dejarlo para que sirviera como un personaje secundario de trascendencia dentro de la trama en su conjunto. Tanto talento tiene este actor, que hasta obtuvo un spin-off que cierra bien arriba luego de 6 temporadas.

El zafiro añejo

En Breaking Bad, el personaje de Gustavo Fring envenena a un cartel entero utilizando una marca ficticia de tequila llamada Zafiro Añejo. La marca regresa en Better Call Saul, en el marco de un engaño que Jimmy y Kim le hacen a un inversionista en la temporada 2.

¿Quién sirvió como inspiración para Saúl Goodman?

El actor Bob Odenkirk reveló que parte de la personalidad y las conductas de Saúl Goodman están inspiradas en su propio agente, Ari Emanuel. El famoso manager de Hollywood también inspiró al personaje Ari Gold de la serie Entourage. Por lo visto, deja una marca importante en los actores porque han utilizado parte de sus encantos para crear personajes emblemáticos.

Los saltos temporales

En el anteúltimo episodio de Breaking Bad, Saúl borra su identidad y dice que “en el mejor de los casos, seré administrador de un Cinnabon en Nebraska”. Cuando empieza Better Call Saul, vemos que el abogado, ahora con el nombre de Gene, trabaja como administrador de un local de la cadena Cinnabon.

Los nombres ingeniosos

Al igual que Breaking Bad, donde los títulos de los episodios eran ingeniosos y solían contar con mensajes ocultos, Better Call Saul tiene la misma tónica. En la primera temporada, todos los episodios terminan con la letra O, y si juntamos la primera letra de todos los episodios de la segunda, se forma: S-C-A-G-R-B-I-F-N-K. Este es un anagrama para Fring’s Back (Fring está de regreso), haciendo alusión al personaje de Gustavo Fring que todos recordarán de Breaking Bad.