Home Deportes Andrew Redmayne, el excéntrico arquero australiano que dejó a Perú sin Mundial

Andrew Redmayne, el excéntrico arquero australiano que dejó a Perú sin Mundial

114
0
Al Rayyan (Qatar), 13/06/2022.- Australia's goalkeeper Mathew Ryan (L) is replaced by teammate Andrew Redmayne (R) for the penalty shootout of the FIFA World Cup 2022 Intercontinental playoff qualifying soccer match between Australia and Peru in Al Rayyan, Qatar, 13 June 2022. (Mundial de Fútbol, Catar) EFE/EPA/Noushad Thekkayil

Andrew Redmayne se movió, saltó y se agachó mientras esperaba que los jugadores peruanos remataran. Conozca quién es el portero que se convirtió en héroe con Australia.

Andrew Redmayne, el arquero de la Selección de Australia, se convirtió en la gran figura de su equipo tras atajar el penal con el que se clasificó al Mundial de Catar 2022 ante el combinado peruano.

Este lunes se jugó el repechaje por un cupo al Mundial de Catar 2022 que se realizará en el mes de noviembre de este año. Australia y Perú se enfrentaron en Doha, capital de Catar, para definir un nuevo clasificado a la cita deportiva más importante del mundo.

La ilusión de los peruanos era tal, que el gobierno decretó día festivo para los trabajadores públicos, es por eso que las calles de Lima se abarrotaron de gente para apoyar a su Selección. Así, también, los aficionados peruanos colmaron las gradas de estadio del Al Rayyan, que hicieron sentir como local al seleccionado inca.

No obstante, uno de los arqueros del seleccionado australiano sería el encargado de “aguar” la fiesta peruana. El partido que terminó sin goles durante los 120 minutos reglamentarios, tuvo que irse a la definición desde el punto penal, instancia en la que Andrew Redmayne iba a ser crucial.

Andrew Redmayne no fue titular durante todo el encuentro, solo ingresó en los últimos minutos del segundo tiempo extra con un solo objetivo: atajar penales en la definición ante Perú.

Al parecer, Graham Arnold, entrenador del combinado australiano, ya tenía planeado que Redmayne fuera protagonista en la definición desde los 12 pasos. Seguramente, estuvo entrenando desde hace varios días cómo atajar los penales en una eventual definición de ese tipo.

Lo curioso es que al pararse en la línea de meta a esperar cada uno de los cobros de los peruanos, el arquero australiano se movía de manera excéntrica; caminaba de lado, saltaba, se agachaba, se movía con el fin de distraer a sus contrincantes.

Pero esa técnica no la estrenó en esta definición crucial para su país, él ya había probado que funcionaba cuando en el 2019 atajó dos penales en la final del fútbol australiano, defendiendo los colores del Sydney FC, su actual club.

Es una manera de que el rival no sepa a dónde me voy a tirar y además quiero que se pongan nerviosos, que el arco les resulte más chico de lo que realmente es. No siempre me da resultado, pero esta vez me permitió atajar dos remates”, dijo en aquella ocasión.

Créditos:
 EFE – Noushad Thekkayil

De la misma manera lo hizo ante los incas, sus singulares movimientos no pasaron desapercibidos para nadie, ni siquiera para los jugadores incas que fallaron en dos oportunidades.

En una de ellas, y tal vez la más importante de su vida, su excéntrica técnica funcionó a cabalidad. En el sexto cobro de los dirigidos por ‘El Tigre’ Gareca, el desconocido portero logró poner nervioso al jugador Alex Valera con sus movimientos, a tal punto que le atajó el penal al costado derecho de su arco.

Esta hazaña le dio la sexta clasificación a un Mundial de los “aussies” y dejó a más de 30 millones de peruanos con la desazón de no volver a una cita mundialista.

Andrew Redmayne tiene 32 años y a pesar de que siempre militó en el fútbol de su país, tuvo la oportunidad siendo un adolescente de llegar al Arsenal de Inglaterra, pero en su camino se atravesó el polaco Wojciech Szczęsny, actual portero de la Juventus.

Sin guardar rencores por su fallido paso al fútbol inglés, se convirtió en hincha del Arsenal, según contó en una entrevista para un medio australiano.

De igual manera, su gran éxito en la actualidad es haberle dado la alegría a todo un país, momento que seguramente no cambiaría ni siquiera por militar en el mejor equipo del mundo.