Nuestra prioridad

Nuestra prioridad

Desde hace mucho tiempo, tenemos conocimiento que padecemos un grave problema global, se trata dela irresponsable relación del hombre con el medio ambiente y con otros seres vivos. Y también, desde hace mucho estamos sobre diagnosticados, sin embargo cada día padecemos más las consecuencias de las accionesy malas decisiones que hemos venido tomando en materia de medio ambiente. Yproducto de ése descuido e irresponsabilidad, se han ido desencadenando una serie de problemas para todo el planeta, algunos casi que irreversibles. La humanidad se ha dedicado a luchar por generar desarrollo sin pensar en las consecuencias a largo plazo, buscando el beneficio para unas pequeñas comunidades causando daños a la naturaleza sin tener en cuenta que a nivel ambiental, no existen fronteras.

Cantidad de campañas se han desarrollado para generar conciencia sobre elcuidado del medio ambiente y de otros seres vivos, pero hasta ahora ha sido‘un saludo a la bandera’, y nos ha faltado compromiso para realizar acciones reales en pro del medio ambiente. Pero para que estas acciones tengan un efecto real necesitan de la voluntad política de los dirigentes y nuestra presión como sociedad civil, para que los gobernantes y candidatos, se vean obligados a incluir políticas limpias y de cuidado de nuestros recursos naturales en sus planes dedesarrollo.

Colombia es uno de los países con mayor diversidad y riqueza de fauna y flora, casique tenemos la responsabilidad, con muchos otros países no tan afortunados como nosotros, de conservar los recursos naturales de gran parte de la humanidad. Sin embargo,de la misma forma como nos sucede con otros temas donde no hemos avanzado en lo más mínimo: violencia, tolerancia ypobreza, estamos en pañales y por lo tanto en deuda con la humanidad. Las leyes en Colombia son una pieza de adorno, ni los que las crean las cumplen y no tenemos la capacidad para hacerlas respetar. Por lo tanto, lo poco que hay en materia ambiental, no cuenta con el piso legal y sobre todo ‘los dientes’ para que sean una realidad.

Entonces necesitamos que las normas y leyes relacionadas con el cuidado del medio ambiente existentes, y las nuevas, cuenten con la estructura necesaria para que se conviertan en realidad y pasemos del papel a la acción. Todo esto acompañado por un fuerte componente de largo plazo en educación hacia la generación de conciencia ambiental, que desemboque en hábitos amigables con el medio ambiente por parte de las personas. No puede seguir ocurriendo que situaciones complejas y graves como el caso de la minería a cielo abierto, como el derrame de petróleo por parte de la BP en el Golfode México y la contaminación por radiactividaden Japón, hayan pasado al olvido.

Por eso necesitamos de gobernantes comprometidos con el medio ambiente, que trabajen en este problema que dejó de ser unasimple necesidad, para convertirse en un tema prioritario. Se debe estimular el cuidadodel medio ambiente por parte de las empresas y las personas, para que el beneficiono sólo sea un tema de bienestar sino también económico, y de esa forma a largo plazocambiar las lógicas de desarrollo sin sentido,como plantea el chileno Manfred Max-Neef,ganador en 1983 del Premio Nobel Alternativo de Economía.

Definitivamente los seres humanos tenemos que ser capaces de vivir, progresar y generar desarrollo, sin destruir el medio ambiente y respetando a los otros seres vivos.

Comentarios

comentarios