#COLUMNA: COMO DICE DOÑA MARY

#COLUMNA: COMO DICE DOÑA MARY

COMO DICE DOÑA MARY

“¡Quien sabe sapo si saltarás!”

 

Doña Mary solía lanzar esta lapidaria frase para expresar sus reparos o dudas a algunas de las ideas producidas en la niñez por este ochentero y traumado columnista.  Esta sentencia, versión Bugueña del tradicional y españolísimo, “amanecerá y veremos…”, funcionaba como la prueba acida aplica en la contabilidad, y no estaba hecha para generar desánimo o para que abandonara la idea sino, como medio de alimentar el reto en la cabeza, acudiendo al uso extensivo del imitado, pero jamás igualado método Freudiano de la psicología inversa.

Cada vez que alguien nos hace críticas, generalmente lo hace desde la envidia, el desconocimiento o el miedo y convienen ser ignoradas; pero algunas veces, genuinamente, también algunas críticas nos ayudan a reafirmar o también a re pensar mejor una idea, analizarla desde otra perspectiva y en todo caso nos preparan para sobrellevar la incertidumbre y para asumir el indefectible momento del fracaso.

El fracaso es al igual que verse la precuela de una buena saga. Aunque generalmente es mala y uno no entienda muy bien por qué fue al cine a verla, sabe que, si no lo hace, no va a poder entender la película completa.

 

Todo emprendedor debe estar preparado para el rechazo, la burla y la falta inicial de resultados. Del fracaso nadie habla, aunque a todos nos ha pasado.

 

Todo emprendedor debe estar preparado para el rechazo, la burla y la falta inicial de resultados. Del fracaso nadie habla, aunque a todos nos ha pasado. Nadie nos dio una clase en la Universidad y no hablan, ni siquiera las columnas de emprendimiento empresarial. La más temprana lección de fracaso e incertidumbre para mí, fue la periódica enunciación de esta frase, la cual seguramente está hoy prohibida por la convención de Viena, junto con otra serie de armas no convencionales.

Así que amigo o amiga emprendedor o emprendedora, si usted es de los que se le pone el ojo como a José Miel al final del capítulo, y los que consulta al psicólogo o acude a terapia de Armonización con cada cuestionamiento, razonado o no, que le hacen a su proyecto o con cada negativa a una venta, pues le puedo adelantar que no va a producirse por su parte, el gran salto anfibio que desea, y bien pueda dedicarse a otra cosa.

 

 _______________________________________________________________

*La verdad no sé si la Psicología inversa es un método atribuible a Sigmund Freud; es más, creo que no es siquiera un método en todo el rigor de la palabra.

**Uso de lenguaje incluyente y políticamente correcto con su respectivo toque de sarcasmo.

*** Las aventuras de José Miel era una serie de anime japonés transmitida en los años ochenta, que cuenta la historia de una abeja, quien es hijo de la abeja reina y que busca a su madre de forma incesante. En cada capítulo José Miel se hacía amigo de un insecto, el cual siempre moría de la peor forma posible faltando cinco minutos para finalizar el episodio.

**** Uso de Piscología inversa aprendido a Doña Mary.

 

Autor: Jorge Andrés Villegas

Comentarios

comentarios

Leave a Reply