El amor a los 20 es cuestión de ambición

El amor a los 20 es cuestión de ambición

young_love_by_norwegiananette

Imagen tomada de http://img08.deviantart.net/b7ae/i/2010/063/1/6/young_love_by_norwegiananette.jpg

 

Pese a que el amor es un sentimiento innato en los seres humanos, es correcto afirmar que cambia de acuerdo a la edad y al momento por el que pasamos, no es lo mismo amar a los veinte que a los cuarenta; diferentes procesos emocionales están en juego en una relación y probablemente si echamos una mirada hacia nuestro pasado ni siquiera nos guste el mismo tipo de persona que nos gustaba hace unos años.

Es muy común que al pasar los veinte las personas comiencen a generarse una perspectiva de vida que incluya a su pareja  ya que muchos dedican los primeros años de la misma a buscar el amor en cualquier lugar, independiente de lo que su “otra mitad” les pueda aportar.  Sólo hasta que adquirimos la “madurez” suficiente nos damos cuenta de la importancia que tiene nuestra pareja en todos los aspectos de nuestra vida, en especial en el laboral.

Está claro que no podemos evitar de quién nos enamoramos, pero lo que sí podemos hacer es cambiar nuestra mentalidad con respecto al amor, graduándolo de un simple sentimiento a una inversión, ya que muchos momentos cruciales en nuestra vida suceden durante los veinte y por falta de ambición en el amor no cumplimos muchas de nuestras metas.

La idea de ser ambicioso en el amor no tiene nada que ver con dinero, sino con escoger inteligentemente nuestra pareja, buscando alguien con sueños, con ganas de triunfar y que piense en el futuro. Porque si bien el amor es maravilloso, es necesario aprender a elegir  y generalmente adquirimos ese pensamiento muy tarde en la vida.

No es igual alguien con ambición a alguien con sueños, lo diferente entre estas dos personas es que soñadores hay muchos, ambiciosos pocos y contrario a la creencia popular, la ambición no es ni negativa ni positiva, es sólo el empuje personal para llevar a cabo lo que se quiere, y esa es una clave primordial para saber enamorarse, sobre todo a los veinte cuando construimos gran parte de lo que va a ser nuestra vida.

Probablemente el mejor consejo que he recibido con respecto al amor es que siempre debes fijarte en alguien que se enamore de cómo eres, que ame quien tú quieres ser, que sueñe con tu futuro y no se conforme con tu presente.

 

Escrito por Carlos Reyes  @recarlos94

Comentarios

comentarios