Los negros sólo para el polvo

Los negros sólo para el polvo

los negros sólo para el povlo

De los negros se habla y bastante; es muy común que la palabra “racismo” surja cada vez que el tema étnico salga a relucir. Muchos creen que lo primero que asocian las personas con los negros es que son ladrones o asesinos; y erróneamente muchos negros utilizan estas falsas creencias para alegar su inconformidad ante la sociedad.

Pero realmente el primer pensamiento que pasa por la cabeza de las personas al referirse a una persona de tez negra no es nada relacionado con actividades delincuenciales, en cambio todo se reduce a una de las actividades más primitivas, el sexo.

“¿Qué tan grande lo tendrá ese negro?” O “Esa negra con ese culo lo debe hacer como los dioses”. Comentarios así abundan y abundarán, así suene grotesco, así no nos guste aceptarlo, la fantasía de muchos y muchas es echarse un polvito con un negro. Porque es que los negros tienen arrechera en la sangre, y una vez al año no hace daño; pero ya va, no se dejen engañar, porque una cosa es querer estar con un negro por un rato y otra cosa es querer ser visto en la calle con uno.

Está bien para muchos tener relaciones sexuales con un negro, porque “qué rico debe ser”, pero otra muy distinta es querer reconocerlo, porque lastimosamente son muchos los estigmas que rodean a los negros, comentarios como “los negros huelen feo”, “esos negros son cochinos” y muchos más que he escuchado y no quiero mencionar, hacen parte de la mentalidad de muchas personas, que curiosamente disfrutan de la sexualidad innata que exuden los negros, pero que se ven “obligados” a decir por una triste y falsa creencia popular.

Como si esto no fuera poco, está el otro lado, porque los estigmas hacia los negros son tan grandes que inclusive alcanza para aquellos que se relacionan con estos, porque aquella mujer que está casada o tiene algún tipo de relación con un hombre negro, debe aguantar la mirada de la sociedad, que la juzga basada en estereotipos, “a esa le gusta lo grande”, “golosa”, y un sinfín de conclusiones adjudicadas por el simple hecho de tener una relación interracial.

¿Racismo?  Si quieren hablar de discriminación, empecemos por ahí, por la mentalidad en la que el negro es solo sexo, el negro es pecado, el negro es lujuria; el negro es sólo para el polvo.

 

Escrito por Carlos Reyes   @recarlos94

Comentarios

comentarios