Si quiere un buen macho, no piense como cualquier hembra

Si quiere un buen macho, no piense como cualquier hembra

estereotipos masculinos

Siempre me ha llamado la atención la forma en que percibimos el mundo; por más que reconozcamos que cada cabeza es un universo diferente, no podemos evitar coincidir en muchas opiniones o formas de ver algunas cosas, en especial cuando se trata de las diferencias entre hombres y mujeres.

Es común encontrarse con personas que a pesar de tener ideas consideradas progresistas y liberales, constantemente demuestren lo contrario cuando se les pregunta sobre el rol del hombre y la mujer en la sociedad. Digo esto basado en el hecho de que aún me sorprende ver la reacción de muchas mujeres al enfrentarse con un hombre que no cumpla las expectativas de lo que ellas consideran es “la conducta apropiada para un hombre”.

A mi parecer, muchas mujeres tienden a dejarse llevar y relacionan a los hombres, en la mayoría de los casos, con animales o bestias. No me refiero la fuerza que se nos atribuye a los hombres, y que por naturaleza tenemos, específicamente me refiero a que no todos somos agresivos,  excesivamente  sexuales o en su defecto no  nacemos con un manual para manejar cuanta herramienta de construcción exista.

Llámenme metrosexual, spornosexual u homosexual, pero desde mi punto de vista todos los hombres no somos iguales, a todos no nos gusta orinar en público, no todos son buenos para los deportes o nos gusta el fútbol; sé que para muchos, esos ejemplos pueden estar pasados de moda o trillados, pero les sorprendería ver cómo reaccionan las personas ante un hombre “diferente”, en especial las mujeres.

No pretendo decir que todas piensan igual, porque sé que no es así, pero me parece curioso y de doble moral cómo muchas veces las mujeres que tienen una forma de ser “poco convencional” parecen llevarse la admiración de las personas, en cambio un hombre bajo las mismas características suele ser etiquetado bajo diferentes nombres, a la preferencia de quién lo ve, lo escucha o en este caso, lo lee.

Aclaro que me dirigí especialmente hacia la población femenina porque me parecen curiosas las reacciones de muchas, y el uso de frases como “hágale ¿Usted no es hombre pues?”. Como sé que no es de todas, a esas mujeres que piensan de esta manera, sólo les puedo decir que están confundiendo un hombre con un macho, si quiere un macho, compórtese como una hembra, porque los hombres de verdad somos más que un estereotipo.

 

Escrito por Carlos Reyes  @recarlos94

Comentarios

comentarios