Existen más de 60 museos en Bogotá distribuidos por de toda la ciudad, la mayoría de ellos en la zona del centro. Estos museos contienen riqueza histórica, cultural y artística que ha marcado nuestra evolución social y cultural.

El pasado mes de noviembre, 58 museos y espacios culturales de Bogotá dieron vida a la cuarta edición de la Noche de Museos, que en esta ocasión se llevó a cabo en 13 localidades de la ciudad.

Además, gracias a una articulación liderada por la Secretaría de Cultura Recreación y Deporte de Bogotá, la Unión de Ciudades Iberoamericanas (UCCI) y la Mesa Temática de Museos de Bogotá, el poder de los museos se expandió a través de la Noche Iberoamericana de Museos, que conecta a ciudades como Brasilia, La Paz, La Habana, Managua, Ciudad de México, San Salvador y distintas ciudades de Paraguay en esta noche de cultura y celebración.

Dada la importancia de esta jornada, presentamos un listado de los museos más antiguos de la ciudad, los más representativos para la cultura y algunos poco convencionales. 

La variedad es amplia, pues existen galerías especializadas en casi cualquier tema de interés cultural. Las principales categorías corresponden a arqueología, etnología e historia natural, arte, históricos, espacios de arte contemporáneo e incluso lugares pensados para los niños. Asimismo, la categoría de nuevos museos ha tomado fuerza en los últimos años. 

Para iniciar este recorrido es menester hablar del Museo Nacional de Colombia, fundado por ley del primer Congreso de la República el 28 de julio de 1823, convirtiéndolo en el más antiguo de los museos del país y uno de los más antiguos de América. Durante casi dos siglos se ha consagrado a la conservación y divulgación de testimonios representativos de los valores culturales de la Nación.

Abrió sus puertas al público el 4 de julio de 1824, fecha en que el vicepresidente, general Francisco de Paula Santander, lo declaró oficialmente creado. El Museo Nacional se instaló inicialmente en la Casa Botánica, la cual albergaba la colección de historia natural reunida por José Celestino Mutis y la cuidaban sus discípulos. Con el transcurso del tiempo, a estas piezas se sumaron otras de carácter arqueológico, histórico y artístico.

Entre los años 1989 y 2001 se adelantó el proyecto de restauración integral del edificio, que culminó el primer semestre del 2001 y fue inaugurado oficialmente el  28 de julio con la apertura de la totalidad de las salas de exhibición del Museo.

Este museo ofrece a sus visitantes diecisiete salas de exposición permanente, en las cuales se exhiben alrededor de 2.500 obras y objetos, símbolos de la historia y el patrimonio nacional. En su calendario de exposiciones temporales presenta muestras de historia, arte y arqueología nacionales e internacionales. Está ubicado en la carrera 7ª # 28-66. El Museo Nacional de Colombia cierra al público el 1° de enero, el 1° de mayo y el 25 de diciembre.

Otra exhibición emblemática de la ciudad es el Museo del Oro, fundado por el Banco de la República en 1939 para preservar los objetos de orfebrería precolombina colombiana. Desde 1968 el museo cuenta con un moderno edificio, donde tres pisos están dedicados a mostrar la colección, que ya cuenta con más de 26.000 piezas, más otras de cerámica y otros materiales. 

El Museo del Oro del Banco de la República preserva colecciones arqueológicas que son un patrimonio y un orgullo de todos los colombianos. Está ubicado sobre el Parque de Santander, en la esquina entre la carrera 6ª y la calle 16.

Un homenaje hecho museo 

El 25 de septiembre del año en curso, con múltiples homenajes fue despedido en Bogotá el maestro Fernando Botero, pintor y escultor colombiano. Las creaciones de Botero, en su mayoría de formas voluptuosas y ligeramente surrealistas, han sido subastadas hasta por 4,3 millones de dólares en las galerías más prestigiosas del mundo. 

En Colombia donó decenas de obras a museos y parques públicos, en un intento de llevar el arte a las clases populares. En el mundo las expuso en ciudades como Madrid, París, Barcelona, Singapur y Venecia, entre otras.

El Museo Botero, ubicado en la calle 11 # 4-41, expone las obras donadas por el escultor Fernando Botero. Fue fundado en el año 2000 y gracias a la generosidad del pintor paisa, un total de 123 obras de su autoría y 85 de artistas internacionales componen una de las colecciones más valiosas de arte moderno y contemporáneo del mundo.

Fernando Botero nació el 19 de abril de 1932 en Medellín y falleció el 15 de septiembre de 2023 en Mónaco, con 91 años de edad. El maestro es y será uno de los artistas colombianos más reconocidos en el ámbito internacional, sus obras se exhiben en diferentes museos y sus esculturas se imponen en plazas y escenarios públicos de diferentes ciudades del mundo

El volumen de sus obras se compara con su filantropía, y es que Botero es el artista nacional que les dio uno de los regalos más significativos a los colombianos: la colección que conforma el Museo Botero del Banco de la República, ubicado en el centro histórico de Bogotá. 

Una exhibición poco usual 

El 3 de agosto de 1973 en el barrio Santa Fe, Localidad de Los Mártires, fue fundado el  Museo del Ser Humano, conocido anteriormente como “Museo Exposición El Hombre”. Lo que empezó como una idea del doctor Alfredo León Fernández, médico pediatra de la Universidad Nacional de Colombia, docente de morfología, anatomía humana y embriología, se convirtió con el paso de los años en un referente histórico y un patrimonio cultural de Bogotá. 

La colección de este místico lugar, compuesta por 270 tejidos en perfecto estado, está repartida en ocho salas. Allí, una a una, sus urnas recuerdan a los visitantes la fragilidad del ser humano.

El Museo del Ser Humano es patrimonio educativo y cultural de Colombia. A la vez, por el sector en el que está ubicado, alberga múltiples historias y memorias de quienes cruzan por sus calles.

Exhibición de una bebida emblemática

En la carrera 1ª con calle 12B bis, a la altura del Chorro de Quevedo, en la localidad de La Candelaria, Alfredo Ortiz Huertas, “El Cacha”, abrió las puertas del Museo de la Chicha: un espacio repleto de historia y experiencias capitalinas. 

“El Cacha”, su fundador, es un hombre de 62 años de origen muisca y campesino que relata con emoción y nostalgia los principios de la cultura colombiana a través de un recuento de su historia familiar.

Gilberto Mendoza, diseñador gráfico y amigo de Alfredo, hace parte importante de la historia de la creación del Museo de la Chicha, emblemático lugar que ha maravillado a los capitalinos desde hace aproximadamente siete años. 

Alfredo y Gilberto realizaron un estudio de desarrollo histórico y antropológico, a partir del cual identificaron falencias en el conocimiento y reconocimiento de nuestros antepasados y su relación con la chicha. 

Señala además que en el museo se han empezado a dictar cátedras a estudiantes de diversas instituciones educativas, como la Universidad Javeriana, la de los Andes, el Externado, la Sabana, la Distrital, la Pedagógica y la Nacional, entre otras, así como del SENA, algunos colegios y escuelas de gastronomía.

El Nuevo Siglo.