El proyecto que propone una profunda transformación del sistema sanitario recibió el apoyo clave de los partidos Liberal y de la U. Ahora pasará a la Comisión Séptima del Senado

La Cámara de Representantes aprobó en la noche de este martes la reforma al sistema de salud presentada hace nueve meses ante el Congreso de la República por el Gobierno de Gustavo Petro. Después de casi 10 horas de discusión, la mayoría de la Plenaria votó a favor tres artículos y eliminó dos, completando así los últimos cinco que hacían falta para terminar con éxito el largo trámite del proyecto en la Cámara. Para ser aprobada, la iniciativa legislativa que propone un profundo cambio en el sistema sanitario en Colombia recibió el apoyo clave del Partido Liberal y el Partido de la U, además de los votos seguros del Pacto Histórico, el Partido Comunes, los representantes de víctimas y algunos integrantes del Partido Verde, que siempre han respaldado al Gobierno.

La reforma bandera del presidente, que busca transformar las EPS en gestoras de salud y permitir que el Estado administre los recursos del sector y le pague directamente a los hospitales, las clínicas y las prestadoras de servicios, ahora deberá enfrentar dos nuevos obstáculos para finalmente convertirse en ley. Primero, tendrá que ser aprobada en la Comisión Séptima del Senado, donde el Gobierno tiene varios senadores afines, y después en la Plenaria, en la que se espera una oposición mucho más fuerte.

En la sesión de este martes en la Cámara, en la que estuvieron presentes el ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, y el de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, se aprobaron por mayoría absoluta los artículos 122 y 123 que le dan facultades extraordinarias al presidente de la República. El Gobierno logró obtener 99 votos positivos, de los 94 que requería, frente a los 23 negativos de la oposición, que poco a poco fue abandonando el recinto, como lo ha hecho durante las últimas semanas.

Estos dos artículos le permiten al presidente “expedir normas con fuerza de ley” que sean concertadas con las comunidades mediante consulta previa, “para cambiar el Sistema Indígena de Salud Propio e Intercultural”. También servirán para regular el modelo de salud intercultural en territorios de comunidades raizales, palenqueras, del pueblo Rrom, negras y afrocolombianas. Uno de los ponentes de la reforma, el representante Alfredo Mondragón, celebró este triunfo en su cuenta de X: “¡Gran respaldo a la Reforma a la Salud! Con 99 votos, mayoría calificada, en Cámara acabamos de aprobar facultades extraordinarias al presidente Petro, para expedir normas que garantizarán la consulta previa a pueblos étnicos, sobre la gestión del sistema de salud”.

Minutos después de esta contundente victoria, que demostró por fin las mayorías del Gobierno para aprobar la reforma, los propios representantes del Pacto Histórico propusieron eliminar el artículo 128, que le daba facultades extraordinarias al presidente para capitalizar la Nueva EPS, una entidad de propiedad mixta. Lo hundieron para evitar un obstáculo adicional que hubiese podido complicar la aprobación de la reforma.

Más tarde, en medio de abrazos, aplausos y gritos de júbilo, los representantes aprobaron el artículo 143. La discusión siguió concentrada en el artículo 42, que ha generado polémica en los últimos días porque permite que los alcaldes y gobernadores elijan a discreción los directores de los hospitales. Al final, la plenaria decidió hundir este artículo con 57 votos por el no y 53 por el sí.

A pesar de que el Gobierno perdió dos de los últimos cinco artículos en la última sesión, logró aprobar el conjunto de la reforma. Con este resultado, Gustavo Petro obtiene su primera gran victoria en el Congreso relacionada con sus tres reformas más importantes: la de la salud, la laboral y la pensional.

El País España.