El proyecto, bajo el nombre de Red de Observación Astronómica de Dominio Temporal Tianmu, completó con “éxito” una operación de prueba en la Antártida durante la expedición científica número 39 del gigante asiático.

China planea construir una red de 100 telescopios pequeños de gran campo en la Antártida, un proyecto que, según los científicos chinos, permitirá con un solo observatorio abarcar un área de cielo de 10.000 grados cuadrados.

El proyecto, bajo el nombre de Red de Observación Astronómica de Dominio Temporal Tianmu, completó con “éxito” una operación de prueba en la Antártida durante la expedición científica número 39 del gigante asiático, informó hoy la agencia de noticias Xinhua.

Durante 248 días, el prototipo realizó observaciones sin problemas, verificando una precisión fotométrica de milésima de magnitud estelar, según el Observatorio Astronómico de Shanghái (SHAO) bajo la Academia China de Ciencias.

“El análisis preliminar mostró que la precisión fotométrica del prototipo para estrellas más brillantes que la magnitud 9 en imágenes expuestas durante 30 segundos alcanzó una milésima de magnitud estelar, lo que verifica la viabilidad del diseño”, declaró Zhou Dan, ingeniero jefe del prototipo.

El prototipo es el primer equipo de observación astronómica de China en la Antártida basado en la tecnología de dispositivo de carga acoplada (CCD, siglas en inglés) de exploración por deriva, que permite al telescopio rastrear objetos celestes sin un mecanismo de conducción, según Zhou.

El modelo del Tianmu se transportó a la estación china Zhongshan durante la 39ª expedición científica antártica del país, cuando dos rompehielos chinos iniciaron la expedición a finales de octubre de 2022 y recorrieron más de 60.000 millas náuticas durante 163 días.

Hasta la fecha, el gigante asiático solo participaba en el continente helado, junto con otros países, en los Telescopios Schmidt de la Antártida, a diferencia del proyecto del Tianmu, donde pasará a tomar una posición de liderazgo.

En comparación con el Telescopio del Polo Sur (SPT, siglas en inglés), un telescopio único de 10 metros liderado por Estados Unidos que se encuentra en la Antártida, el Tianmu tiene una serie de diferencias según los expertos.

La red de telescopios chinos tendrá una cobertura de cielo mucho mayor y se basará en la astronomía de dominio temporal, lo que permitirá estudiar objetos transitorios, como supernovas y estrellas variables, con mayor rapidez y sensibilidad, mientras que el SPT se centra en el Fondo Cósmico de Microondas (CMB) y los cúmulos de galaxias.

EFE.