Home Columnistas Camilo Van Der Huck #Columna – El barco fantasma: ‘Mary Celeste’ (II Parte)

#Columna – El barco fantasma: ‘Mary Celeste’ (II Parte)

240
0

¿Entonces qué le pudo haber pasado al Mary Celeste?

¿Aliens? ¿Viajes en el tiempo? ¿Un motín pirata?

Explorando un poco las propuestas realizadas a través de la historia, hay quienes justifican sus posturas con los relatos del primer oficial Oliver Deveau, sobre lo que se encontró en el barco fantasma.

Una teoría muy popular, es que el Mary Celeste fue abordado por violentos piratas que secuestraron a toda la tripulación, y en el proceso dañaron el suelo del barco.

El problema con esta versión es que justifica la extraña desaparición de todos abordos, pero no resuelve por qué las pertenencias más valiosas seguían en el barco. Si se tratara de piratas, seguramente habrían robado hasta el barco mismo, o por lo menos un puñado de objetos más valiosos.

Otra teoría que entusiasmó a los conocedores de esta historia fue la intervención de viajes en el tiempo.

Dicen que no es coincidencia que Deveau mencionara un reloj de cabeza, invertido. Sumado a la ausencia del sextante, para algunos esta es una prueba fehaciente de que Briggs y el resto de la tripulación rompieron las leyes de la física y viajaron en el tiempo, de alguna manera.

Sin embargo, hay otros que asocian el reloj invertido con un error humano. Alguno de los marineros pudo limpiar el reloj y posicionarlo de forma incorrecta al devolverlo a la pared.

En cuanto al sextante; recordemos que tampoco se encontraron los documentos de propiedad del Mary Celeste, por lo que pone en duda el viaje en el tiempo si consideramos que ambas pertenencias eran de gran valor para Briggs, tanto para guiarse en el mar, como para no perder su participación del barco.

Lo que realmente pudo ocurrir

Y, aunque estas teorías suenan muy tentadoras y fascinantes, hay una muy llamativa, considerada por muchos como la verdadera.

Para los más estudiosos del tema, lo que ocurrió fue una cadena de eventos desafortunados detonada por el nerviosismo de Benjamin al transportar una carga tan delicada.

Basándonos en que varios contenedores de alcohol estaban vacíos cuando revisaron el barco, puede que algunas piezas de la carga hayan detonado, causando daños en la estructura y permitiendo que el agua cubriera una parte del suelo.

Esta cantidad de agua no fue considerada como inundación por los expertos, pero puede que alertara lo suficiente al capitán, junto al mal clima que sabemos que hizo ese día, y la falta de cualquier tipo de comunicación con el mundo exterior debido a la época; quizá, esas hayan sido las causas para que Briggs decidiera abandonar el barco.

Esto explicaría varias cosas: por ejemplo, la ausencia de botes salvavidas. También los contenedores vacíos y la extraña desaparición de la tripulación, al intentar escapar desesperadamente.

No olvidemos las sogas desgarradas en uno de los costados del navío. Podemos pensar que estas fueron usadas para atar un bote o los botes salvavidas, y esperar a una distancia prudente a que la carga siguiera explotando o fuera seguro volver. Pero el hecho de que las sogas estuvieran desgarradas puede indicar que el viento y la marea empujaron violentamente el bote hasta desprenderlo y remolcarlo lejos del Mary Celeste.

En medio del agitado oleaje y fuertes ventiscas, habría resultado imposible retornar al navío, y la desaparición de la tripulación parece indicar que su destino fue fatal en medio de estas circunstancias.

Aunque suena a una teoría bastante sólida y cubre muchos vacíos, las inspecciones no indicaron ningún tipo de residuo de explosión y tampoco se logró determinar la naturaleza de los daños en el suelo del barco, o qué había ocurrido con el cargamento desaparecido.

Así las cosas, el Mary Celeste es considerado uno de los barcos fantasma más famosos de la historia, con misterios detrás que parecemos incapaces de resolver.