Home Columnas #Columna – La experiencia multicultural más grande del movimiento scout

#Columna – La experiencia multicultural más grande del movimiento scout

530
0

Por: Maria Del Mar Erazo / RDJ Valle del Cauca.

“Cuando voy a viajar, no puedo conmigo, la felicidad es inmensa porque voy a emprender una nueva experiencia. También, a veces siento miedo, preocupación por que algo salga mal, pero al final las cosas salen mejor de lo esperado”. Valentina Ruíz, Scout desde hace más de 15 años, describe con detalle los sentimientos previos de iniciar a uno de sus viajes a un campamento internacional.

Valentina, como muchos otros scouts dentro de la Asociación Scouts de Colombia, ha tenido la posibilidad de vivir eventos internacionales, representando a su país natal. Estos eventos han sido llamados por diversos nombres, entre ellos JamCam, Moot, Eurojam, Camporee, Campamentos de verano, entre otros.

Sin embargo, tienen algo en común: la reunión de Scouts. Esto los convierte en los denominados Jamboree, una palabra escogida por el fundador Baden-Powell, y que después de 101 años del primer evento internacional, aún se conserva.

Jamboree es ahora un término internacional y estos espacios de reunión han cogido tal importancia que los Scouts del mundo se reúnen con periodicidad; los eventos mundiales cada 4 años y otros más pequeños cada 2 o cada 3.

El intercambio cultural es algo que tanto Valentina como Sean Quintero, Scout desde hace 9 años, destacan en sus experiencias internacionales, pues en los campamentos cada país tiene diferentes espacios para mostrar su cultura. En ellos los asistentes pueden probar o ver algo típico de cada nación. Valentina, por ejemplo, destaca la comida picante de México, una comida muy diferente a la que suelen exhibir algunos restaurantes en Colombia.

Sean después de asistir al Jamboree Mundial de Japón 2015 y ser voluntario en el centro Scout Internacional KISC, en Kandersteg Suiza, recuerda lo gratificante que es representar a Colombia. Con su sombrero vueltiao, le gustaba mostrar orgullosamente su patria y sentir la oportunidad de cambiar la perspectiva negativa que muchos extranjeros tienen del país.

Además del sentimiento de orgullo tras pisar suelo extranjero en eventos Scouts, el aprendizaje es algo que se destaca. La emoción de aprender es grande y es lo que motiva dentro de la experiencia del viaje. Uno descubre que es un estudiante de la vida, pues estos encuentros te motivan a estar siempre abierto a aprender de otra cultura, de nuevos lugares, conocimientos y personas” Mónica Figueroa, Comisionada internacional de la Asociación Scout de Colombia asegura que el aprendizaje constante es algo característico en cada Jamboree, pues se sale de la zona de confort y se expanden las fronteras de enseñanza.

El Movimiento Scout Mundial de hoy, está presente en 162 países con una red de más de 40 millones de miembros en más de 1 millón de Grupos de Scout en las comunidades locales. Unos 7 millones de adultos voluntarios están actuando por una causa específica creando su naturaleza global y su universalidad en valores.

Lo anterior es lo que diferencia los viajes comunes a los viajes con los Scouts, y tal cual describe Sean desde su experiencia, se destaca la familiaridad y la buena sintonía, en donde la gente a pesar de sus notables diferencias, siempre tiene un punto en común, que genera confianza, construyendo espacios acogedores y relaciones sinceras. 

Esa sinceridad y familiaridad es la que se vive también al finalizar uno de estos encuentros, pues no importa si el campamento dura 6 días o convives 6 meses, siempre se encuentra un nuevo amigo.

La despedida siempre resulta algo nostálgica, los recuerdos son inmediatos y los aprendizajes infinitos; no sólo de nuevas culturas sino de nuevos programas internacionales, conocimientos scouts, ancestrales y futuristas.

“No podía caminar un metro porque todo el mundo estaba llorando antes de partir”, esto es lo que Valentina narra de su experiencia en el JamCam en Brasil, un campamento interamericano en enero del 2020. Explica que se vive un sentimiento agridulce, entre felicidad y tristeza, porque a pesar de alegrarse por la gran vivencia, también se llena de incertidumbre, pues es incierto el reencuentro con esos nuevos amigos. 

“No es más que un hasta luego, no es más que un breve adiós” con esta canción se despiden los eventos y su letra busca aliviar la nostalgia que deja el final de un campamento, buscando pronto un nuevo compartir.

Hoy muchos jóvenes buscan vivir esa experiencia casi impensable, repetirla o vivirla una primera vez. El Moot 2022 es el evento scout más cercano, en donde jóvenes entre los 18 y 27 años tendrán la oportunidad de reunirse en Irlanda. Se esperan 6,000 asistentes de nuevo trabajando en pro al liderazgo joven que siga construyendo un mundo mejor.