Home Columnas #Columna – Pasajero

#Columna – Pasajero

289
0

Por: Manuel Alcaraz.

Miradas lujuriosas que te ponen la adrenalina al 100% que lo único que pasa por tu cabeza. Es calmar el placer, claro con protección, sin la necesidad de aprenderse el nombre de la persona con la que estás o crear algún vínculo, porque sabes que será algo pasajero y no lo volverás a ver. En realidad, eso no te vuelve promiscuo, eso te hace una persona que respeta y vive sus instintos.

Los solteros actualmente vivimos el amor y la sexualidad de una forma libre y sin prejuicios. Pero no te creas, estas acciones de placer descontrolado se critican en secreto.  El sexo casual es ¡Rico!  Pero cuando todo está fríamente consensuado. No hablo de tener sexo con 5 personas en un día, hablo de tener sexo con una persona fija ¿Pero por qué nos llaman ‘perr@s’ si no tenemos compromisos? Aún no logro entender la hipocresía de la humanidad sobre este tema que para algunos puede ser muy controversial.

Tener sexo solo por reproducirse es una cruel idea montada por religión ortodoxa que olvidó el poema más lujurioso llamado Cantar de los cantares. Vivir ese momento rápido de satisfacción no le hace daño a nadie. En mi opinión creo, es mejor eso, a estar engañando e ilusionando a una persona a la cual no tuvimos los pantalones de decirle que solo queríamos sexo casual.

Uno dice que tener sexo casual es fácil, acostarse con la primera persona que me pique el ojo eso cualquiera lo hace, pero no todo es como pensamos y en realidad eso tiene su ciencia. 1. Mandar las señales correctas y que las respondan 2. Elevar la temperatura y la tención sexual 3. Decir que queremos sexo sin decir que quieres sexo. 4. Ir a un lugar al gusto de los dos.  A más de uno se nos han insinuado, pero como somos inocentes muchas veces ni por enterado nos damos.

No nos hagamos los santos de que nunca hemos tenido sexo casual. Tinder, Grindr, Badoo etc. Son aplicaciones que nos permiten conocer personas que en realidad en la primera o segunda cita la mayoría de ocasiones tenemos relaciones y jamás les volvemos a escribir. Déjame decirte que eso es SEXO CASUAL. Ahora mis compañeros de genero dirán que soy el mejor entonces, cariño si a ella le combina la ropa interior, en ese momento tú fuiste la presa.

Es normal que después del encuentro nos surjan pensamientos de “me enamoré”. En ocasiones esto puede ser normal y es una buena señal de que el sexo fue grandioso, porque tu cuerpo secretó a la hormona de la oxitocina, la hormona del amor, pero si el pensamiento de que te enamoraste sigue por varios días, pues te recomiendo que lo hables con él/ella… de pronto ese sentimiento también pueda ser mutuo.

El qué dirán siempre va estar presente en cualquier momento de nuestras vidas, pero depende de nosotros mismos que eso no impida que podamos vivir nuestra sexualidad con toda plenitud, además, las relaciones casuales pueden ayudarnos a encontrar lo que nos gusta. Si lo que a ti te gusta es dar amor porque tu corazón es muy grande, que nadie te lo va a prohíba, pero no olvides SSSC (sexo sano, seguro y consensuando)… tu sigue disfrutando de lo pasajero que igual van a seguir hablando.