Home Columnas #Columna – Sé tu propio Jefe y otras trampas del mundo laboral...

#Columna – Sé tu propio Jefe y otras trampas del mundo laboral moderno

214
0

Por: Jhonathan Grisales.

Estar desempleado es una tragedia, pero lo peor no es tu estado de desempleado sino las gloriosas ofertas que están detrás de cada esquina prometiéndote hacerte millonario con tan solo un poco de esfuerzo o poniendo en práctica tu “mentalidad de tiburón”. Yo no quiero ser el padre que les dice a sus hijos que papa Noel no existe, pero la verdad no te vas a hacer millonario con ninguna aplicación viendo solo videos, si… les estoy hablando a ustedes tik tok y kwai.

Antes de seguir deshagámonos de un par de ideas, eso de que si trabajas en lo que amas, ningún día trabajaras, es un cuento y de los grandes, porque si bien es cierto que uno cuando trabaja en lo que quiere lo hace a gusto, hay días en los que uno no quiere hacer un carajo, además de que en ciertas temporadas, nos cogen unas rachas que válgame Dios, un bañito de ruda no cae mal, por otro lado todos los trabajos en algún punto tienen una parte aburrida o poco grata, esto es inevitable y no debemos sentirnos mal porque nuestro trabajo nos joda a ratos y nos den ganas de mandarlo a la mierda, es lo normal, lo que no debemos hacer es caer en cualquier cosa fantástica esperando que nos solucione la vida, porque seamos honestos si queremos mejorar nuestras condiciones no debemos esforzar.

Tras despojarnos de esas pequeñas falacias volvamos a lo nuestro, yo estoy seguro que por lo menos alguna vez un amigo o conocido se ha acercado a ti invitándote a ser tu propio jefe, un nuevo tiburón en el agua, que tendrá la libertad financiera que anhela vendiendo café, jabón, productos de belleza o algo por el estilo, y la verdad que pereza un jefe como yo todo intenso, perfeccionista, pero medio vago… Fuera de chistes, realmente eso de ser tu propio jefe, no te va dar libertad, porque para que empiece a funcionar vas a tener que trabajar muchísimo, sobre todo en sistemas como esos de tipo piramidal, donde para crecer tienes que meter a alguien más que un día se levantara con un mensaje en su espejo que diga “Bienvenido al mundo del multinivel”.

Aunque esto no es del todo malo, por lo menos algunas de esas chucherías que venden son productos medio decentes, pero eso de vender pendejadas como trabajo me recuerda a otra mágica oportunidad laboral, quizás a ustedes que leen esto nunca les sucediera, pero mejor les advierto de una vez, existen ciertas “empresas” si es que podemos decirles así, que te dicen que si vendes una cantidad absurda de productos te darán un super empleo… Spoiler, nunca te dan el empleo, y te explotan para que vendas para ellos gratis. Así que si el requisito para ser contratado es vender seguramente sea falso.

La clave detrás de todo esto es que, si es demasiado bueno para ser cierto, muy probablemente lo sea.