#Columna: De la Corte Suprema para Colombia

#Columna: De la Corte Suprema para Colombia

#Columna: De la Corte Suprema para Colombia

 

 

Corte Suprema de Justicia

Al pueblo colombiano

 

Apresados, digo… ¡Apreciados ciudadanos!

De la manera más cordial y amable, nos dirigimos a usted con motivo de los recientes informes de las investigaciones accidentales que le hicimos al Senador Álvaro Uribe Vélez.

 

  • Primero, pedimos disculpas por no mencionarlo antes. No sé en qué pensábamos… cuando hace años comenzamos a investigar al expresidente y no nos dimos cuenta de que era un accidente. Es decir, lo hicimos a propósito, pero era un accidente. Usted entiende, seguramente.
  • También debemos excusarnos por nuestra falta de compromiso con los colombianos. Llevan escuchando decir que la Corte investiga esto, lo otro, y al final nunca metemos a nadie preso. A veces, las noticias pierden el hilo y no se vuelve a saber nada al respecto. Otras veces, dan un giro inesperado y ridículo, pero eso no es culpa nuestra: quizá es la agenda que manejan los jefes Santo Domingo, Ardila Lülle, entre otros que ya conocen.
  • Nosotros somos del pueblo para el pueblo, aunque EE.UU haya tenido que hacer las veces de papi y mami, destapando la olla podrida que fuimos hasta el 2017. Ya no lo somos, aunque la mitad de los implicados tengan enredados los procesos y no se sepa en qué va a terminar.
  • Por favor, no se sorprenda si oye noticias de nosotros que lo desilusionan. Le podemos asegurar que seguiremos haciendo lo posible por beneficiarnos… obviamente, a todos los colombianos. ¿Cómo no?

Más allá de los que consideramos meritorio de excusas, le rogamos que no realice reclamos de ningún tipo si piensa que no hacemos bien nuestro trabajo, a menos que usted viva bien informado y se dé cuenta de lo que realmente ocurre en el país. En ese caso, tampoco habrá mucho por hacer.

Nos disculpamos, debemos reconocer por nuestros miembros quienes imposibilitan el alcance de la ciudadanía a gestar cambios positivos en nuestra institución.

Sabemos que debemos y podemos mejorar, pero eso representaría una reforma completa de nuestro plantel y nuestras bases institucionales, cosa que no parecemos estar dispuestos a concretar.

Preferimos conservar la mediocridad y trabajar cuando nos conviene. Después de todo, ¿a quién le gusta esforzarse más de la cuenta? Nos disculpamos por ser tan directos, pero es hora de ser honestos.

Por favor entienda que las estructuras políticas que se manejan en instituciones de nuestro nivel, están establecidas de forma que nos conviene a todos. A usted también, aunque no lo crea; de alguna manera parece disfrutar de nuestros podridos malabares económicos aunque no se lleve absolutamente nada.

Por último, queremos pedirle cordialmente que no cambie. Si sigue así, las cosas se mantendrán bien y podremos seguir extrayendo ganancias en niveles increíbles. No haga escándalos porque de nada servirá. Si de nada sirve cuando destapan los nuestros… ¿qué le hace pensar que los de usted algo cambiarán?

Gracias, muchas gracias por creer en los políticos de siempre. Ellos siempre querrán lo mejor para todos nosotros… y quizá para ustedes, el pueblo colombiano, también.

Fin del comunicado.

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply