#Columna: “Mueve, Mueve, Mueve tu cuerpo”

#Columna: “Mueve, Mueve, Mueve tu cuerpo”

Mueve, Mueve, Mueve tu cuerpo”

La tasa de expectativa de vida ha aumentado, ahora es  probable que en promedio, un hombre colombiano viva hasta los 75 y las mujeres hasta los 81 años. Sería increíble llegar a esta etapa enterito. Afortunadamente, una alternativa para evitar que alguna enfermedad nos aqueje, es hacer ejercicio, así que: a mover el cuerpo.

Las cifras establecen que una de cada diez personas que tiene 65 años, sufren de Alzheimer en el mundo, hoy por hoy, esta enfermedad es producto de preocupación para la sociedad más que el cáncer o el infarto, ya que se da principalmente al envejecer.

Wendy Suzuki, investigadora neurocientífica estadounidense y que ha dedicado sus estudios a entender el comportamiento del cerebro, afirma que el ejercicio es la actividad más transformadora que se puede hacer por el cerebro, ya que protegerá a cualquier persona de enfermedades degenerativas que no tienen cura, una de ellas: Alzheimer.

Ahora bien, a pesar de que seamos el tercer país en el que más se trabaja, es decir el 28% de los empleados labora más de 50 horas semanales, según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Se sabe que un trabajador inicia su jornada a las 8 de la mañana, sale a las 6 de la tarde y sumándole el trancón o la demora en el transporte publico, iría llegando a la casa a eso de las 8 de la noche ¡Exhausto! La pregunta es ¿Con qué tiempo haría ejercicio para cuidarse y protegerse de una enfermedad a la que potencialmente esta expuesto?

Adquirir el hábito del ejercicio

La buena noticia es que la investigadora explica que lo mínimo requerido para hacer ejercicio, es planear una rutina de treinta minutos, al menos cuatro días a la semana, de ahí en adelante será ganancia.

Dentro de los efectos positivos a corto plazo, y que se ve justo después de hacer ejercicio, es que los niveles de dopamina aumentan, creando un estado placentero de felicidad, además, los tiempos de reacción mejoran, estarás muy activo y más atento.

Acerca de los efectos a largo plazo, el ejercicio genera que la anatomía, fisionomía y las funciones del cerebro cambien. Por ejemplo, al mantener una rutina constate, el hipocampo empieza a generar nuevas células, se aumenta el volumen de esta zona como si fuera un músculo y los recuerdos a largo plazo quedan intactos.

Clavianos, el ejercicio en nuestras vidas no solo nos dará días más felices, sino que protegerá el cerebro de enfermedades incurables. Estoy segura que, si sumas una rutina, un día nos leerás con más edad, pero con la mente siempre joven y saludable.

 

 

Todos al Cali SportFest

Comentarios

comentarios

Leave a Reply