#Columna: Ojalá

#Columna: Ojalá

Ojalá

Ojalá

 Mujer, si en lo largo de tu existencia desconoces la violencia, ojalá tu vida siempre sea respetada y esté fuera de peligro.

 Mientras eres afortunada, alrededor del mundo sucede:

Que la actriz argentina, Thelma Fardin, y más del 60% de las mujeres alrededor del mundo (CNN latinoamérica) fueron violentadas sexualmente por un desconocido, amigo, familiar, colega o jefe; muchos de estos casos quedan impunes ante la justicia y las chicas quedan con una herida sin cerrar.

Laura Luelmo, una maestra de escuela zamorana (España) de 26 años, fue secuestrada, violada y asesinada por Bernardo Montoya, su vecino, que además era un reinsertado después de pagar 21 años de prisión por el asesinato de Cecilia Fernández, una anciana de 82 años. Laura sólo había salido a trotar, así como unas van al gym o van a aerorumba; era nueva en el barrio y consiguió su primer trabajo.

A Viviana Muñoz Marín la balearon hasta quitarle la vida por ejercer su profesión de psicología en la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN), donde acompañaba a ex integrantes de las FARC en su proceso de reincorporación a la sociedad. La encontraron cerca al cuerpo de un compañero y líder social de San Vicente de Caguán. Como ella, otras 1724 mujeres (El Espectador) fueron asesinadas entre el 2017 y 2018 en Colombia, fortaleciendo el Feminicidio cual costumbre.

Ocurren muchas atrocidades dentro de este averno donde nos condenan, hay 10.328 casos de violencia contra la mujer registrados, es decir que 57 chicas fueron agredidas diariamente. Aparentemente, además de haber asesinato, secuestro, abuso sexual y acoso, existen más alternativas para acabar con nosotras.

 El infierno en el que vivimos

¿Y saben qué es igual de horrible a que la víctima sea ignorada? Que algunas mujeres, como yo, como ellas, como la madre que nos dio la vida, las juzgan por no haberse defendido, por denunciar tiempo después, por haber usado tanga, short o ropa apretada en el momento, e incluso, por “estar en el lugar incorrecto, al lado de gente incorrecta”, cuando no somos adivinas como para saber a qué nos enfrentaremos.

Se supone que, al igual que muchos hombres comprenden lo que es la lealtad de sexo y género, nosotras deberíamos de aplicarlo, incluso mucho más, pues somos las que más vulneran. Pero es todo lo contrario, varias chicas no tienen ni una pizca de compasión. La mujer que reprende a la otra debería tener empatía, no dictar si la otra se merece el daño que tuvo; esa “dama” podría entender su dolor, no alegrarse de él. Algunas mujeres bien pueden ser más rosa y menos espina, pueden ser más bella de alma y no unas brujas de corazón. Vivimos en el mundo en el que nuestra hermana, nos sentencia al mal.

Tu suerte

Tu fuiste muy afortunada, la vida te favorece y tu entorno te acogió. No sufriste, no quebrantaron tu voluntad, tampoco tu ser y tu integridad. Sé feliz y agradecida, sé cándida pero no crédula, preocúpate por tus asuntos, pero nunca, NUNCA, dejes sola a una chica como tú.

 Espero que tu familia te ame y te acepte sin importar el tipo de sexo con el que naciste.

Aguardo que tu infancia haya sido feliz y llena de juegos; hiciste carreras de bici en la calle y entraste a tu hogar cuando tu madre llamaba. Nadie te puso un ojo encima.

Aspiro que nadie te ha tocado ni un pelo, menos cuando eras bebé o una niña, tus padres debieron protegerte bien.

Presiento que en tu educación, tus amigos, compañeros y maestros del colegio consideraron tu integridad y nunca se hayan sobrepasado contigo, ni con tu cuerpo.

Quisiera imaginar que te enamoraste, tuviste o tienes una relación muy hermosa y ese amor te trató perfectamente. O si no, que tienes una soltería tranquila, donde las fiestas no faltan y las amistades te rodean.

Si tienes hijos, deseo que hayan tenido el mismo crecimiento vital que tú y estén teniendo una vida tranquila. Si el amor de una mascota irradia tu hogar, rezo porque su luz y pureza nunca se apague y que siempre te colme de cariño.

Ojalá tu vida siempre sea respetada y esté fuera de peligro, porque existen muchas mujeres en este planeta que no tienen la misma suerte que tú.

 

Ojalá

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply