#Columna: “Sin respeto ni ley”

#Columna: “Sin respeto ni ley”

“Sin respeto ni ley”

Foto Por: Manuel Fernando Messias. 

“Sin respeto ni ley”

Foto Por: ‘Yeiderman’.

“Sin respeto ni ley”

 

Las manifestaciones semanales de los estudiantes forman parte de la rutina nacional desde el 10 de octubre con la primera marcha nacional por la educación. Pasó de ocurrir 3 o 5 veces al año de forma extraordinaria, a ser un acto habitual, ya que el dinero ‘no alcanza’, el estado del pueblo va en caída con una posible Ley de Financiamiento y el presidente Duque no les ha dado una cita a los estudiantes para resolver la situación; por otro lado, sí dialoga con Maluma y Silvestre Dangond para acordar la exclusión de conciertos en el propuesto IVA.

Más allá de los asuntos políticos por resolver, los colombianos estamos viviendo en medio de un caos diario, donde se respiran gases lacrimógenos al protestar pacíficamente, en el que se debe huir porque si te atrapan te desaparecen o te encierran, donde entre 10 militantes atacan a un sólo individuo por ejercer su derecho libre de expresión por las vías principales de la ciudad. Es el caos de la represión, el caos del ESMAD, la vorágine de un Gobierno opresor y silenciador, las víctimas son los estudiantes, maestros y cualquier otro marchante: gran parte del pueblo. Y no hay reacción alguna a favor, todo está en contra.

Causa de unos pocos

Por supuesto, los que no sufren el problema en carne propia ¿Qué van a hacer? El enigma es parecido al “citadino que no ha vivido la guerra o que sólo la ha visto por televisión”. O incluso, el que quiera empaparse de la conyuntura pero desconozca de los medios por los cuáles hacerlo, recurrirá a los canales principales del país y verá que estos han pintado a los atentados como: “provocaciones de “estudiantes vándalos” con el propósito de destruir la infraestructura del país”; el hecho de que tergiversen esto, menos motiva a ser solidario con la causa.

El delito de hacer cumplir los derechos

Al paro nacional estudiantil y las manifestaciones públicas, le han dado “palo”, y no sólo el ESMAD, también los compatriotas. Las expresiones pacíficas pueden aumentarle al presupuesto educativo medio billón de pesos, pero han hablado de esta crisis como tácticas de terrorismo, vagancia y violencia; a los estudiantes, sea de pública o de privada, los estiman como delincuentes, y al que piensa diferente le dicen “guerrillero” o “mamerto”. Como si fuera tan chévere estar todo el día fuera de casa, rogando porque se cumplan tus derechos, como si haber pagado un semestre y que no te den clase porque la Universidad se cae no fuera grave, como si es de desear que el Estado -que debe constitucionalmente protegerte y no violentarte (Art. 12, Const. Política, 1991)- responda con bombas y bollillo a tus peticiones de ciudadano.

Vivimos en un país en el que mientras más luchemos por una mejor vida, más nos verán con cara de no merecerla, con cara de criminales. Además, en el que los mismos mandatarios no respetan la ley.

Lucha sin fondos

Saúl Hernández Bolívar, en una de sus columnas en el Tiempo, dijo que “Los que quieran una educación de calidad deben hacer algo muy distinto: estudiar”, en vez de protestar. ¿Pero cómo hacemos cuando no hay dinero para acoger a 40.000 estudiantes colombianos? ¿Cómo se le paga a los maestros para que vayan a enseñar? ¿Por donde, además de la protesta, se llama al Presidente a dialogar? Disculpen por romper la cotidianidad silenciosa, conformista y opresiva de Colombia en estos días, excusen por las congestiones vehiculares y los vidrios rotos de sus casas que la militancia les dejó para inculpar. Pero, el país se está cayendo no a pedacitos sino a bloques, hay estado de violencia gracias al nuevo mandato y en las calles están muchos jóvenes protestando para que el futuro progreso de Colombia (el estudiantado) no se desplome, al tiempo que reciben en sus rostros bombas de clavos.

Ojalá, compatriota fastidiado, nunca deba pasar por esto. Pero, como ciudadano, no acceda a la opresión.

 

 

“Sin respeto ni ley”

Comentarios

comentarios

Leave a Reply