(Des)estabilidad laboral

(Des)estabilidad laboral

Juanma Rodríguez

– Qué cuenta “Fulanito”,  ¿bien o no?–

– Bien, en vacaciones indefinidas desde hace dos semanas–

–  ¿Y eso?–

– Pues hermano,  me sacaron de la empresa sin justa causa…

Así, más o menos, fue la conversación que tuve con un amigo esta semana.  Creo que las generaciones futuras (y ni tan futuras, porque ya este fenómeno se presenta muy a menudo)  no van a conocer el término “Estabilidad laboral”, pues desde ya resulta ser una utopía.

Parecer ser que en nuestra sociedad  el común denominador es, más bien, la infelicidad laboral. Es pan de cada día ver como las personas se quejan de su trabajo porque simplemente no les gusta; los oprime y no los hace felices.  Si nos fijamos bien esto viene siendo culpa de todos, es decir, de aquellos que en un momento crearon el sistema  en el que actualmente nos desenvolvemos, y de nosotros por aceptarlo con fe ciega.

Yo lo veo como una bola de nieve que empezó a rodar desde que éramos  pequeños y entramos a hacer parte de un sistema educativo que claramente no está funcionando como debe ser, como lo expresa Seth Godin en “Stop Stealing Dreams”, su manifiesto sobre la educación:

“We can teach people to make commitments, to overcome

Fear, to deal transparently, to initiate and to plan of course.” 

“In order to jam as much testable data into a generation of kids,

We push to make those children compliant, competitive zombies.”

 

Opino  que las sociedades, países y el mundo entero, estarían mucho mejor si desde pequeños nos inculcaran más valores que cifras de memoria; nos enseñaran a resolver problemas de forma creativa, como expresarnos en público, etc. y aun más importante,  si nos ayudaran a definir nuestra pasión. Debemos aceptarlo, son muy pocos los que salen del colegio sabiendo realmente qué es lo que quieren hacer y esperan de la vida. Este Punto fue magistralmente  tratado por John Lennon en su canción “Working class hero”:

“When they’ve tortured and scared you for twenty odd years.

Then they expect you to pick a career When you can’t really

 function you’re so full of fear”  

¡Y claro!, al terminar los estudios universitarios salimos a comernos vivo el mundo laboral, pero continuamos sin saber qué es lo que queremos. En la mayoría de las ocasiones, aunque suene muy triste, la única motivación para trabajar es la plata, pero  por más que nademos en la misma, siempre vamos a sentir que hace falta algo.

Esos “sacudones” que se nos presentan, que en ocasiones se traducen en desestabilidad laboral, son los que debemos aprovechar para despertar un poco y mirar hacia donde queremos encaminarnos realmente.  Considero que el cambio debe ser un motor esencial en nuestras vidas.

Esa (des)estabilidad, infelicidad, llámela como quiera, a la larga es como aguantarse las ganas de ir al baño, donde usted  sabe que finalmente va a terminar cediendo a unos estímulos y variables que en ocasiones no se pueden  controlar.

Comentarios

comentarios