#Columna: La imagen que vende el mercado sobre la mujer

#Columna: La imagen que vende el mercado sobre la mujer

#Columna: La imagen que vende el mercado sobre la mujer

 

¿No se sienten cansadas de las marcas femeninas que en vez de apoyar la esencia de la mujer venden estereotipos superficiales? Marcas que con sus anuncios tratan de vender productos para el diario vivir que nada tienen que ver con la realidad femenina.

Productos como las cremas para el rostro que muestran mujeres con un cutis perfecto, o el shampoo que vende la imagen de un cabello brillante y sedoso, las prendas íntimas exclusivas para mujeres con cuerpos esculturales, o incluso productos dietéticos donde la protagonista es una modelo bastante delgada. La lista es un sinfín de situaciones que están fuera de los verdaderos contextos diarios de la mujer.

Marcas que refuerzan la desigualdad de género, desarrollando un ideal de mujer perfecta en la psiquis femenina y masculina; y que además ayudan a abrir la brecha económica, subiendo los precios a los productos femeninos, como lo son las marcas de cuchillas para mujer.

Si usted aún no se ha dado cuenta haga la comparación; vaya al supermercado y verá que la cuchilla de la marca Gillette para mujer y para hombre, aunque son exactamente iguales, tienen precios totalmente diferentes. Entonces, ¿Cuál es la diferencia? ¿Que una es de color rosa y la otra azul? ¿O que los estereotipos todavía siguen reinando en pleno siglo XXI?

Aunque hay que anotar que unas cuantas marcas como por ejemplo Nosotras o Billie, han salido de estos estereotipos. Anteriormente ‘Nosotras’, la marca de toallas higiénicas, en sus anuncios mostraba la menstruación de la mujer con el tradicional líquido azul, pero este año renovó su estrategia de marketing y lanzó la campaña #ElRojoNoMeSonroja, para desmontar el tabú que hemos cargado durante años acerca la vergüenza que sentimos al mancharnos, cuando es algo totalmente natural. En el mes de Julio la marca cambió el tradicional líquido azul por un líquido rojo.

Por otro lado, ‘Billie’ la marca de depilación femenina estadounidense, este mismo año lanzó al mercado una publicidad donde se muestra el vello facial y corporal de la mujer; rompiendo con la publicidad absurda de promocionar cuchillas para mujeres con cuerpos ya depilados. “Vello. Todo el mundo lo tiene, incluso las mujeres, aunque el mundo finja que no. Así que, siempre que quieras afeitarte, estaremos aquí”, es el mensaje que deja la marca, dejando a decisión propia la eliminación del vello.

Poco a poco las marcas se van acoplando a los cambios culturales femeninos. Sin embargo, también es importante seguir trabajando por el cambio en cuanto a la percepción del papel de la mujer en la sociedad, porque se ha evidenciado que la mujer ‘NO’ tiene menores capacidades o limitaciones intelectuales, físicas o emocionales que el hombre; por el contrario, cada vez la fuerza femenina es la protagonista de grandes cambios tanto a nivel nacional como internacional; mujeres que están presentes en escenarios de la vida pública, donde hasta hace poco sólo eran ocupados por el género masculino.

Este es el caso de Claudia Blum de Barberi, politóloga; Maria Mercedes Carranza, poeta y periodista de colombiana, Ángela Restrepo, la científica más importante en Colombia; y para no irnos tan lejos, la candidatura a la vicepresidencia de Colombia este año 2018, fue liderada por mujeres con carácter que nos demuestran sus capacidades.

Por ello, es irrefutable que se siga ignorando y vendiendo prospectos banales de la mujer en la publicidad de estas marcas femeninas y que de cierta manera nos obliga a ajustarnos a ese prototipo que se nos asigna.

¿Sabe por qué? porque nosotras nos cepillamos y se nos cae la crema por la boca; tenemos las piernas, las axilas, el estómago y los brazos con vello; además de celulitis y estrías por subir y bajar de peso, o por el embarazo. Inclusive tenemos un seno más grande que el otro, no todas tenemos el cuerpo perfectamente tonificado, ni tampoco tenemos el cabello totalmente brillante y sedoso, y mucho menos nuestro rostro es perfecto o llevamos las uñas siempre arregladas.

Y usted mujer, si no quiere no se depile, no haga dietas, ni vaya al gimnasio, no se maquille, ni se peine. Por el contrario, si desea, póngase short, falda, jeans, blusas ajustadas, maquíllese o como decida llevar su vida y se sienta más cómoda.  Siéntanse orgullosa de usted y de la mujer que es, para que el prototipo de mujer ideal que vende el mercado no la señale. Como dice Andrea Savall fotógrafa y creadora de Fanzine Girls From Today “Ser mujer hoy, es todo lo que tú quieras ser”.

 

#Columna: La melancolía del desamor

Comentarios

comentarios

Leave a Reply