“Hay cosas que necesitas aceptar que no puedes cambiar”

Por: Jonathan David Tangarife Quintero.

“Control what you can control” (“Controla lo que puedes controlar”), fue una de las maravillosas frases que dejó Kobe Bryant, en medio de un discurso en el que estaba hablando acerca de la duda. A ciencia cierta, considero que son pocas las citas que me han impactado más que esta a lo largo de mi vida.

Las personas que tienden a sobrepensar y que han sido (o son) víctimas de la ansiedad, comprenderán lo importante que resulta para nosotros aceptar, reconocer y poner en práctica aquella oración tan poderosa dicha por “Black Mamba”. Resulta fácil decirle a alguien que existen cosas que se nos escapan de las manos y que no podemos manejar, pero realmente se trata de una tarea más que difícil de ejecutar para aquellos individuos cuyo poder mental, en ocasiones, llega a puntos inimaginables.

Esa extraña sensación de que nuestra mente nos controla más a nosotros que nosotros a ella hace que queramos tener bajo control todo lo que nos rodea y nos compete; para bien o para mal, debemos aceptar que no siempre es posible hacerlo.

Hace unos días, me topé con un video en Instagram, en el que le preguntan a un adulto mayor de 96 años qué consejo de vida le daría a quienes lo estén viendo, el hombre dice: “No me gusta volver al pasado, porque no hay nada que puedas hacer en el pasado. (…) Acepta dónde estás y sigue adelante, trata de estar en el presente. Siente gratitud por lo que tienes, ten compasión y acepta lo que es. Si puedes cambiarlo, de acuerdo, pero hay cosas que necesitas aceptar que no puedes cambiar, y si no lo puedes cambiar, déjalo ir”.

Y qué mejor ejemplo de algo que no podemos controlar, que el pasado mismo. ¿Qué ganamos con mortificar nuestro presente por algo que ya sucedió? ¿Qué podemos hacer en el ahora para cambiar lo del ayer? La respuesta es: nada. En cambio, lo que sí podemos hacer es aprender de lo que ya pasó, para mejorar nuestro presente, nuestro futuro y así acercarnos cada vez más a ser la mejor versión de nosotros mismos.

Pero aquella recomendación de Kobe no es aplicable exclusivamente al pasado, también al diario vivir. En muchos casos centramos nuestra atención en aquello que, aparte de ser insignificante, no podemos cambiar o controlar en nuestro día a día; ¡déjalo ir!

Como individuos debemos buscar nuestra felicidad y tranquilidad, y créanme, preocupándose por tener absolutamente todo “bajo control” no conseguirán vivir como lo desean. La invitación es a que aprendamos a soltar, a dejar ir aquello y aquellos que no aportan nada positivo en nuestras vidas, y sobre todo, aquellas situaciones que no podemos controlar. Vivamos en paz, aprendamos en el proceso y procuremos siempre ser los mejores seres humanos posibles.

Para concluir, les dejo el video original de Kobe Bryant y su correspondiente traducción. Gracias por tanto, Kobe:

“La duda es una cosa extraña. Habrá veces en las que triunfes, habrá veces en las que fracases. Así que desperdiciar tu tiempo dudando acerca de si vas a triunfar o no no tiene sentido. Solo debes dar un paso después de otro, controlar lo que puedes controlar, y así verás cuáles son los resultados. Si ganas, genial, tendrás que despertar al día siguiente y hacer lo tuyo de nuevo. Si pierdes, apesta, pero tendrás que despertar al día siguiente y hacer lo tuyo una vez más, de todas formas”.