El primer caso de contagio de un humano a un perro se confirmó la semana pasada.

Hasta el momento no se conocía de ningún caso en que un humano pudiera contagiar a una mascota doméstica. Sin embargo, según los expertos esta situación se veía venir, por esta razón antes de que se confirmara el caso las agencias de salud aconsejaron a los dueños de mascotas contagiados del virus se aislaran de las mismas.

Esta situación fue revelada por un grupo de investigadores en el estudio publicado por la revista The Lancet, donde se confirmó este primer caso en Francia, donde un perro de raza lebrel italiano presentó lesiones propias de la enfermedad 12 días después de que sus dueños resultaron positivos a la viruela del mono.

“Se trata del primer caso conocido de transmisión de humano a animal, y creemos que el primer caso de un perro contagiado”, afirmó Rosamund Lewis, directora técnica de la OMS para el seguimiento del virus.

¿Cómo cuidar a los animales de este virus?

Según el director de emergencias de la OMS, Michael Ryan” el manejo de los desechos es fundamental” para reducir el riesgo de contaminación a roedores y otros animales salvajes. Pues, cuando los virus saltan de una especie a otra, se corre el riesgo de que muten. “La situación más peligrosa es cuando un virus salta a un pequeño mamífero con una alta densidad de población”.

El experto también dejó claro que las mascotas no representan un peligro. “El virus no mutará más rápido si está en un solo perro que si está en un solo humano”.

Si bien es cierto que este virus puede transmitirse de animal a hombre, pero los casos recientes son netamente transmitidos entre humanos por contactos estrechos.

Hasta el momento se han reportado más de 35.000 casos desde principios de año en 92 países, y hay 12 muertos por la enfermedad en el mundo.