Administradores de Redes Sociales ¿los nuevos matones de barrio?

Administradores de Redes Sociales ¿los nuevos matones de barrio?

 

Ayer estaba chismoseando en Instagram y vi algo que me inquietó un poco, y me llevó a cuestionarme seriamente hasta dónde los administradores de redes sociales desconocen la responsabilidad social que adquieren al tener bajo su custodia el manejo de canales de comunicación (que es en parte lo que son las redes sociales), especialmente cuando estas son masivas.

Poco después del medio día estaba mirando historias de Instagram, y vi que en la cuenta de Cali es Cali, reconocido medio de noticias de la ciudad, le hacían un reclamo a un usuario por compartir una de sus fotos sin la marca de agua. Ahora, lean la forma que escogió el administrador de la cuenta para hacer esto, como termina dándole la razón a los que piensan que los administradores de redes sociales somos los nuevos matones de barrio:

Curiosamente este no es un caso aislado. Actualmente las redes sociales se han convertido en un escenario de denuncia, algunas muy fundamentadas y pertinentes, como el caso del #MeToo, que terminó sacudiendo las élites del poder en Hollywood y expuso un escándalo de acoso sexual que no tiene precedentes en la industria del cine. Sin embargo, otras son absolutamente desmedidas, como en este infortunado ejemplo.

Les escribí vía inbox a los administradores de la cuenta de Instagram, manifestando la inquietud que me generaba la publicación. Especialmente porque no habían protegido la identidad del usuario (quien me dio su permiso para publicar su imagen aquí), y esto podría generar un lapidamiento social a través de Instagram. No me respondieron, pero publicaron esto en una nueva historia y después me bloquearon. Me imagino que sí leyeron el mensaje:

Poco después borraron las publicaciones de sus historias.

Responsabilidad y ética en el manejo de redes sociales

El plagio es uno de los problemas más frecuentes de Internet, y como generadora de contenido digital entiendo la frustración que esto causa y yo misma me he enfrentado a la situación de ver contenido mío en redes de otros sin que se me etiquete, pero aquí hay varios elementos a tener en cuenta:

  1. La publicación que hizo el usuario no tenía fines comerciales, y lo compartió en su red privada de Facebook. Es decir, él no recibía mayor beneficio que un par de likes por replicar la foto.

  2. El usuario dijo en comentarios que la foto no le pertenecía.

  3. Conversando con él (le escribí para preguntarle qué había pasado), me dijo que se encontraba asustado, y que él había tomado la foto del perfil de uno de sus contactos y esta no tenía la marca de agua.

  4. Facebook tiene un botón de denuncia para los casos de plagios. En caso de ser comprobado se procede a eliminar la publicación, dar un aviso al usuario infractor y, en caso de ser reincidente, se bloquea el perfil un día, semana o definitivamente. Esto depende de la infracción.

  5. El fotógrafo se comunicó con el usuario afectado por la publicación del medio, se disculpó y dijo que él no había hecho el comentario, y menos en esos términos (esto también lo vi en el perfil del usuario afectado).

  6. ¿No era mejor enviar un mensaje vía Inbox pidiendo que retirara la foto, o que le diera reconocimiento al fotógrafo? Existen cientos de opciones para haber hecho eso mejor.

La reflexión que me deja esto

La realidad es una construcción, y revela más de nuestra sociedad de lo que nos gustaría. Colombia es un país extremadamente violento, y ya es suficiente. Basta del uso de lenguaje violento, la agresión verbal, la incitación al odio, tenemos que poner un alto en el camino y pensarnos las redes que tenemos a nuestra responsabilidad, especialmente las que son masivas (Cali es Cali cuenta con más de cien mil seguidores), como escenarios para la construcción de comunidades más respetuosas, y no como espacios para la incitación a la violencia. Tenemos que buscar mejores formas de manifestar inconformidades, que no sean actuar como el niño abusivo del colegio.

Los administradores de redes sociales tenemos que pensarnos nuestra labor desde la responsabilidad y la ética (Les dejo el enlace a un curso por si no la conocen :P). Sí, tenemos que compartir, lograr mayor alcance, pero también debemos proteger nuestra comunidad, y pensarnos mejores formas de hacer reclamos, en caso de que sea necesario y siempre considerando los intereses de las marcas que representamos.

 

 

Mariela Ibarra Piedrahita

Community Manager y Generadora de Contenido

EME Marketing & Consulting

Comentarios

comentarios

Leave a Reply