#Artículo: Todo lo que ves en Instagram es falso y lo sabes

#Artículo: Todo lo que ves en Instagram es falso y lo sabes

instagram

Todo lo que ves en Instagram es falso y lo sabes

 

Cuando la idea de perfección nos lleva a administrar nuestras redes sociales como si se tratara de una ventana mágica, se tiende a falsear la realidad. Esto no es un secreto para nadie, sin embargo puede generar algunas dificultades, en especial si consideramos lo que muchos están dispuestos a hacer a cambio de un “Like”.

En este artículo me concentraré en los perfiles personales, porque evidentemente los perfiles empresariales son más falsos que una moneda de cuero… incluyendo los perfiles de marca personal (y si, en  esto también caben los perfiles de los Instagramers)

Hace unas semanas uno de mis amigos volvió de viaje y trajo de recuerdo unos llaveros en forma de instrumentos musicales. Jugamos con los “instrumentos”, y terminamos fingiendo que éramos una banda. Uno de los presentes sacó el celular para grabar una historia, sin embargo quería que esta quedara perfecta. Nos obligó a repetir, posar y cambiar de instrumentos tantas veces, que simplemente dejó de ser divertido.

En este caso mi amigo prefirió sacrificar la oportunidad de grabar un momento auténtico, íntimo y divertido, por falsear para sus seguidores un momento que pareciera divertido.

Es fácil señalar al otro y calificar las acciones ajenas. Sin embargo para entender lo que está pasando con esta red social es importante centrarnos en la naturaleza de Instagram.

La Naturaleza de Instagram y la obsesión por el Like

Instagram es una red social que muchos usuarios interpretan como positiva. Sin embargo la positividad de Instagram es precisamente el problema, con su implacable énfasis en la promoción de estilos de vida “perfectos”, pero la vida real no lo es.

Esta red es una comunidad que se crea alrededor de lazos o intereses en común. Esta se constituye en una poderosa herramienta visual, en la que el principal método de interacción se da al hacer doble clic en una imagen o vídeo, para indicar que gusta.

Igualmente es una de las pocas redes sociales en que es la positividad, en lugar del contenido violento o insidioso, el que tiende a viralizarse. Esto puede explicar, por ejemplo, por qué algunas de las cuentas más importantes son de perros y gatos famosos. Sin embargo, para un número creciente de usuarios, la positividad de Instagram es precisamente el problema. El sitio alienta a sus usuarios a presentar una imagen alegre y atractiva que otros puedan encontrar agradable. De esta forma, si Facebook demuestra lo aburridos e “indignables” que son los otros y Twitter demuestra que todos son horribles, Instagram te genera la inquietud que todos son perfectos, excepto tú.

Lo anterior principalmente, porque a medida que pasaron los años, Instagram dejó de ser un ambiente del todo amigable, donde la mayoría de las personas publicaban fotos de lo que se estaban comiendo o con sus amigos, a una plataforma social competitiva, donde todos filtran sus vidas reales para representar una vida que no existe. Sin embargo nadie se ve bien todo el tiempo y nadie es feliz siempre.

Todos tratan de mostrar el mejor lado en Instagram, lo que termina siendo, además de una máscara, tremendamente desgastante. Si bien mostrar lo mejor de ti no está mal, esto siempre tiene unos límites.

¿Hasta donde estás dispuesto a llegar por una foto perfecta para Instagram?

“Pal Instagram”, esta frase básicamente significa que cualquier acto, por ridículo o peligroso que sea, vale la pena si resulta en una publicación de Instagram extraordinaria. Ahora, no estoy diciendo que sea malo tener una visión artística en nuestro Instagram personal, pero si te estás balanceando en el décimo piso de un edificio para lograr una imagen perfecta, creo que debes replantear tus prioridades.

No estoy exagerando, hace poco una joven instagramer murió junto a su novio al caer por un abismo en Estados Unidos. Estaban tratando de sacar una foto para Instagram.

Tenemos que admitir que ver esos “me gusta” en las notificaciones generan una sensación de satisfacción interesante. También se siente muy bien publicar una foto que sabes que incendiará tu perfil. Sin embargo, si pasas más tiempo obsesionado con tu próximo post de Instagram, que disfrutando de tus actividades en la vida real hay algo que está fallando. Es lamentable ir a conciertos o eventos y ver como muchos están más preocupados por tomar vídeos, fotos y hacer en vivos, que de disfrutar la experiencia única de estar ahí.

De modo que relájate, un poco de naturalidad en tu perfil de Instagram no le hará daño. Comprende que no todo en tu cuenta tiene que ser perfecto, finalmente nada en la vida lo es.

 

Escrito por: Mariela Ibarra Piedrahita – Community Manager Senior Eme Marketing and Consulting.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply