#Bioclavo: Overshoot Day

#Bioclavo: Overshoot Day

Overshoot Day

Se nos acabó el mundo y no nos dimos cuenta

 

Ilustrado por: Juan Sebastián Ortíz, @illustrink

 

Desde 1974 el planeta está sobregirado en la cantidad de elementos que los seres humanos demandamos de él. En pocas palabras, desde ese año, el ser humano está sobre usando los recursos y está acabando las reservas que podrían considerarse normales para poder consumirse.

La Global Footprint Network (GFN), es un ente que se dedica desde hace mucho tiempo a analizar año tras año, cuántos elementos ha consumido el ser humano y midiéndolos a proporción, si están siendo usados conscientemente para satisfacer los requerimientos normales. La primera medición que dio un resultado en rojo, se dio el 1 de diciembre de 1974 cuando el ser humano dejó de pasar en blanco su gasto anual.

Desde ahí, el Overshoot Day o sobregiro de la tierra, ha ido encontrando cada vez menos tiempo en el año, reduciendo la fecha donde se puede considerar que hemos extraído ya los recursos de ese periodo anual. Lo preocupante hoy es que en el 2019 se alcanzó un triste récord de la fecha. Desde hace 50 años, el 29 de julio de 2019, se considera la fecha más temprana al estipular que se han gastado los elementos del planeta pasa satisfacer a la humanidad… Desde ahora, y hasta el 31 de diciembre, estamos viviendo de fiado al 2020.

La misma medición también particulariza diferentes zonas y países en ese consumo de recursos. Para Latinoamérica, los únicos países que tienen un ciclo de consumo más normal son los centroamericanos Cuba y Nicaragua y el suramericano Ecuador. Colombia, siendo un país lleno de recursos naturales, con variedad de climas y territorio, inicia su sobregiro el 18 de agosto. El país más afectado por la medición es la Argentina a quien se le asigna el 26 de julio como día de sobregiro.

El gasto natural que se está dando sistemáticamente, hace que el Overshoot day sea cada vez más próximo en todo el mundo, ya que el costo de la deforestación, el uso irracional de recursos tóxicos, el nulo cuidado a la biodiversidad y la negativa de grandes potencias mundiales al cambio climático, solo van en detrimento del tiempo y de la calidad del mismo en el planeta, para los seres humanos.

El trabajo que plantea la Global Footprint Network (GFN), es que gradualmente se pueda reducir la brecha en lugar de aumentarla y llegar a un punto de balance en 2050. Para eso se necesita que los gobiernos mundiales tengan políticas coherentes en el tema de emisiones de CO2.

Desde los hogares, la tarea es seguir con el consumo medido e inteligente de los recursos naturales, seguir las recomendaciones de reciclaje, reducción de consumo de bovinos para que su producción sea cada vez menor, y por supuesto, seguir en la tarea de la siembra de árboles en ambientes controlados.

El mundo se nos está literalmente acabando, estamos sobregirados en el tema de recursos, los eventos naturales son cada vez más fuertes y los animales necesitan más de nuestra ayuda. Es hora de dejar de mirar para un lado, para los que tienen poder y tomar medidas concretas en nuestros espacios, en nuestra casa y nuestra sociedad.

Escrito por: Juan David Garzón

@Juandescribe

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply