Carlos Rodriguez, Solar Decathlon: propósito, impacto y huella natural

Carlos Rodriguez, Solar Decathlon: propósito, impacto y huella natural

Carlos Rodriguez, Solar Decathlon: propósito, impacto y huella natural

Foto por: Mauricio Paz

¿Quién es?

Carlos Rodríguez es Ingeniero Industrial de la Universidad del Valle y, actualmente, es el director del Solar Decathlon para América Latina y el Caribe. Hoy lucha más que por un evento, para que juntos en la comunidad, empresas, en el sector público, y el privado, trabajen con un mismo objetivo: la sostenibilidad del planeta.
Profesionalmente, en la última década se he especializado en gerenciar, en proyectos masivos; por ejemplo, el Mundial de Fútbol Juvenil. En el 2014 el alcalde Guerrero lo llama para que trabaje con él la primera versión del Solar Decathlon para América Latina y el Caribe. Además, lideró esta segunda versión, que es la última oportunidad que tiene Colombia como sede, aquí en Cali.

 

¿En qué consiste el Solar Decathlon y cuál es su objetivo?

Es un concurso, una cultura mundial. Una competencia académica donde se promueve que los estudiantes, antes de salir a la vida real, propongan alternativas de vivienda sostenible, amigables con el medio ambiente y con el factor diferencial incluyente de personas con discapacidad física.
Queremos lograr que, sin importar la profesión, se tenga un pensamiento integral, de inclusión social; eso es lo que promovemos hoy en día. Por eso el lema de esta versión es “casa para todos”. Porque lo que buscamos es que los prototipos de vivienda estén diseñados y puedan ser habitados por personas en condición de discapacidad, ya que es muy cotidiano encontrarnos con esta situación.

 

¿De dónde surgió esta idea del Solar Decathlon?

Es una idea original del Departamento de Energía de los Estados Unidos, que para el símil nuestro, es como el Ministerio de Minas y Energía. La primera versión del Solar Decathlon se hizo enfocado hacia universidades americanas; en el 2005 invitaron por primera vez a una universidad extranjera, la Universidad Politécnica de Madrid, este hecho permite que hoy el SD sea una cultura mundial, ya que a partir de ahí se creó la versión del Solar Decathlon para Europa, luego una para Asia y ahí entramos nosotros.
El alcalde Guerrero y Emcali, notaron la falta de una actividad de este tipo, por ende, se lideró la visita a Estados Unidos, donde se pidió que crearan una versión para América Latina y Caribe. Fue ahí donde nos brindaron la oportunidad de ser anfitriones, y como nos fue bien, permitieron hacer la segunda versión de esta entrega, en la misma sede.

¿Qué proyección tiene el evento y quiénes están participando?

Los equipos están conformados mínimo por 40 personas. De un grupo, aproximadamente el 80% son estudiantes, y el 20% son profesores; quienes aparte de tener la responsabilidad de liderar el equipo, deben guiarlos en términos de conocimiento y experiencia. En esta ocasión contamos con 13 equipos en concurso, de ellos es necesario resaltar que es la primera vez, dentro de las 16 versiones a nivel mundial, que la presencia de universidades públicas supera a la de las universidades privadas. ¿Por qué resalto esto? porque las oportunidades donde estas dos instituciones puedan compartir experiencias, intercambio cultural, aprendizajes y tecnologías, son muy reducidas. Esta relación es de distinguirse.
Van a estar 800 personas, entre estudiantes y profesores, de diferentes partes del mundo; tenemos representantes de Alemania, Italia, España, Reino Unido, Brasil, Perú y Colombia.

 

¿Cuál es el factor diferencial de esta edición del Solar?

Diferenciales e innovación, muchos. El primero es: “casa para todos”; liderado por la Gobernación del Valle del Cauca, estamos proyectando el tema de inclusión social como elemento fundamental, y por primera vez se tiene en cuenta este factor. Diferenciador número dos: estamos promoviendo el cumplimiento de la Resolución 0549 del Ministerio de Vivienda, el cual obliga que las construcciones nuevas tengan propuestas de uso eficientes de agua y energía.
El otro elemento diferenciador es el concepto de hogar sostenible, y que entendamos que debemos hacer un uso racional del agua. Pongo un ejemplo: si no hubiera grifos, ni sistema de acueducto, sino que tuviera que ir a la tienda a comprar agua para hacer todas las labores de la casa (la botella de 600ml cuesta $1.500) la ducha valdría mínimo 150 botellas de agua. Aproximadamente 100 litros gastas en una ducha, y al comprar su equivalente en botellas de agua a $1.500 son $225.000, entonces o no te bañas todos los días o aprendes a bañarte como cuando había razonamiento: con balde.
El mensaje que quiero transmitirle a los muchachos es mostrar cómo deberíamos vivir en casa, cómo hacer uso del agua, qué hábitos tener y si el joven se autoproclama ambientalista, que lo demuestre con acciones. Que analice cómo vive y cuál es su relación con la tecnología.
Cada cosa que haga el ser humano tiene un impacto, la idea es asumirlo y reducirlo.

 

¿Qué mensaje les deja el Solar Decathlon a los jóvenes del Valle?

¡Es una pregunta muy interesante! Porque es nuestro gran objetivo. Terminado el Solar Decathlon, queremos que la comunidad entienda que debemos ser resilientes; nos tenemos que reinventar para poder aceptar y asimilar el cambio climático. El mensaje es: la manera como yo actúo, no solo me impacta a mí, sino a toda la comunidad. Debemos, a partir de hoy, sin excusa alguna, ser responsables para siempre pensar en términos de medio ambiente, de no contaminación, de reducir el impacto. El mensaje no es de terrorismo, es un llamado de atención a generar una cultura ciudadana, y qué mejor que la juventud para multiplicar este mensaje.

 

Formas de participación:
Del 1 al 15 diciembre en las mañanas: Colegios.
De 4 a 9 PM particular ¡GRATIS!
Fechas de armado de la villa: 18-29 de noviembre
Cantidad de visitantes del Solar Decathlon del 2015: + 73.000 y se esperan 100.000 en la
actual edición.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply