#Columna: CÓMO VIVIR SOLA(O) EN OTRA CIUDAD O PAÍS… ¡Y NO MORIR EN EL INTENTO!

#Columna: CÓMO VIVIR SOLA(O) EN OTRA CIUDAD O PAÍS… ¡Y NO MORIR EN EL INTENTO!

CÓMO VIVIR SOLA(O) EN OTRA CIUDAD O PAÍS… ¡Y NO MORIR EN EL INTENTO!

 

A veces, el destino trae desafíos a nuestra vida para hacerla más jugosa. Es normal que, en ocasiones, suframos. Pero, lo extraordinario llega cuando logramos lidiar con los obstáculos y anteponernos a las emociones propias.

Trabajo o estudio: dos razones por las que, diariamente, miles de personas se marchan lejos de sus hogares. ¿Acabas de mudarte a otra ciudad u otro país y no puedes creer haber dado con este artículo? Pues, ¡sorpresa! ¡Es que no eres la(el) única(o)!

El duelo por la tierra es totalmente natural. Lo antinatural es la depresión, el estancarse en el dolor y volverlo estilo de vida. Si quieres encontrar felicidad, aun estando sola(o), ya sea permanente o temporalmente en un(a) país (ciudad) desconocido(a); pues, vuélvete tu propia(o) psicóloga(o) y centra tu mente en estos pensamientos:

· Hay algo que ganas con este viaje o mudanza, ¿cierto?: Trabajo, estudio, experiencia o así sea solo dinero que necesitas. Entonces, ¿lo sacrificarías por seguir cómoda(o) en casa? ¿Qué otras opciones tenías? Piénsalo bien.

· Probablemente, estás cumpliendo con tu deber, así que ese nuevo espacio que habitas es simplemente el lugar donde debes estar. No cuestiones al destino y lo irás entendiendo.

· No muchos tienen la oportunidad, incluso, de cambiar de ciudad en toda la vida. ¡Por favor, entiende lo afortunada(o) que eres!

· Vivir lejos hace que los demás te extrañen y valoren aun más. Esos sentimientos cálidos te llegan a la distancia, así no creas y llenan de energía bonita tu espacio.

· Al volver a casa, así sea de vacaciones, podrás reconocer a quienes de verdad te piensan y anhelan cuando estás lejos. ¡Suerte compartiendo con los que más te quieren!

· Los humanos somos adaptables; así que tienes la garantía de que, en algún momento, vas a estar bien. Y si solo te quedarás por un tiempo, pues mira a tu alrededor y ten seguro que vas a extrañar todo. ¡Así que aprovecha!

· Descubrir lo bueno y lo malo, conocer gente, invertir tiempo en ti. Es una aventura, ¿lo ves? La ciudad que habitas ahora es tu propio mundo, donde solo tú decides qué hacer.

· No creas que estás ahí al azar. Hay cosas de tu ciudad o país de las que tenías que descansar. ¿Cuáles son? ¡Reconócelo y valora la distancia! Porque, además, ésta también fortalece relaciones familiares, amistades… ¡Y hasta romances!

· Y por último, la lección que traerá esta etapa o cambio a tu vida nunca se irá. Prepárate para reconocerte como una(un) guerrera(o). Cuando esto termine o cuando finalmente te adaptes, el sacudón mental que habrás tenido te va a haber vuelto mil veces más fuerte y valiente de lo que eras antes de montarte al avión. Así que ¡ánimo! La vida es muy corta y sabes lo mucho que te pesaría llegar a vieja(o) lamentándote por haberte dado por vencida(o) demasiado pronto.

Y aquí entre nos… Yo también vivo sola en otro país y estoy bien 🙂

Comentarios

comentarios

Leave a Reply