#Columna: Injustificable

 

“Provocadora”, “zorra”, “exhibicionista”, “fácil”, “por eso las violan”, “ella se lo buscó”, “desubicada”, “que mal ejemplo de mujer”…

 

¿Qué está sucediendo ?

Que el ser humano crítica, ofende, y ataca al otro. Destruye antes de crear, ya que es más fácil desvirtuar al otro física y psicológicamente, que ayudarle a ser mejor.

Pero… ¿Por qué?

Por envidia, por prejuicios, por ignorancia, por una cultura machista y por odio. El ser humano necesita hacer sentir inferior al otro para demostrar que es el mejor y que tiene el poder.

Hoy, lamentablemente las redes sociales y todas estas plataformas de comunicación online, han acrecentado las agresiones verbales y aumentado el nivel de machismo en el mundo. Hoy, entre mujeres se escriben “zorras”, ¿La razón? Una guerra de vanidades y una competencia virtual que busca demostrar cuál es la más “linda”, la más “decente” y la más “mujer” entre todas.

Entonces… está social y “moralmente” mal visto que una mujer salga en una foto en bikini, en shorts, en falda, en una blusa escotada, inclusive que baile de forma sensual, que opine de un partido político, que cambie de pareja constatemente o que salga frecuentemente de rumba, ya que automáticamente se le etiqueta como “fácil”.

Hoy, modelos, presentadoras, actrices, cantantes, influecers, y youtubers, por ser figuras públicas son las primeras víctimas de este acoso virtual; y además de no ser poco, ahora no basta sólo con los comentarios sexistas de los hombres, sino también los comentarios de mujeres con doble moral y llenas de prejuicios que fomentan el machismo.

¡Y así, exigimos equidad e igualdad de género!

Reflexionemos …

Acaso las mujeres debemos sentirnos mal porque usamos falda o short, o porque vamos a la playa en bikini. No, y no debemos juzgarnos ni sentirnos culpables porque no lo somos. Y sí estamos pensando de esta forma, deberíamos comenzar a revisarnos interiormente, porque evidentemente algo está está mal.

Mujer, ten claro que cada una de nosotras es valiosa y hermosa como es, y sobretodo, somos diferentes, lo cual nos identifica y nos hace únicas, así que, no es válido ser juzgadas por serlo. Es inaceptable aceptar agresiones de cualquier tipo. Recuerda que el cambio comienza desde uno mismo.

Finalmente, Tú que estás leyendo esto, ámate, valórate, respetate y respeta a los demás.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply