#Columna: La lucha de dos gigantes: agujeros negros y estrellas de neutrones

#Columna: La lucha de dos gigantes: agujeros negros y estrellas de neutrones

La lucha de dos gigantes: agujeros negros y estrellas de neutrones

 

 

La semana pasada nos enteramos de un suceso que ocurrió hace nueve mil millones de años, a millones y trillones de kilómetros de la tierra:

“¡Una estrella de neutrones de aproximadamente el doble de masa de nuestro sol, fue desgarrada por un agujero negro!”

Algo similar podemos leer en los titulares de los portales más interesantes de astronomía, y es que este hecho tiene unas características mucho más allá de interesantes, como el que altere el espacio-tiempo y nos demos cuenta de ello.

¿Que un qué se tragó un qué?

Primero lo primero: al final de este artículo encontrarás enlaces para saber más sobre los agujeros negros.

¿Y qué hay de las estrellas de neutrones?

Aunque no hemos hablado mucho de ellas, son uno de los cuerpos celestes más curiosos, porque solo aparecen después de que una estrella ha explotado (o muerto) en una hermosa supernova.

La gravedad se encarga de comprimir la materia en un solo punto con tanta fuerza, que los protones y electrones se combinan en neutrones; de ahí su nombre.

Cuando están totalmente formada, estas estrellas adquieren una masa promedio de 1.4 veces la de nuestro sol, ¡pero la protagonista de esta noticia tenía el doble de masa que nuestra estrella!

Por lo general, las estrellas de neutrones no miden más que unos cuantos kilómetros: algo así como el tamaño de una ciudad medianamente grande. Por eso, imagínate comprimir dos veces la masa de nuestro sol, que mide 6,078,747,774,547 km cuadrados, en un espacio del tamaño de Bogotá.

La gravedad es tan fuerte en estas pequeñas estrellas, que su densidad es difícil de comprender. Por eso, el ejemplo de la cucharadita de polvo estelar siempre es muy útil.

Si de alguna forma pudiéramos pisar una estrella de neutrones

y lleváramos una cucharita con nosotros, la insertáramos en su superficie

y tomáramos un poco de su materia,

tan solo esa cantidad pesaría billones de toneladas.

¿Entonces qué pasó?

Para este punto ya sabemos que los agujeros negros son los ‘bullies’ del universo.

Más te vale no toparte con ellos o acabarás en un rincón del espacio-tiempo del que nadie te podrá sacar. Por supuesto, este proceso es bastante violento, y más cuando se trata de un cuerpo celeste no tan ordinario.

Así que, la semana pasada, observatorios en Italia y Estados Unidos detectaron ‘perturbaciones’ en la curvatura espacio-tiempo, como ondas que alteran un lienzo generalmente en reposo.

Como es un suceso sin antecedentes claros, los genios detrás de rastrear este evento piensan que se vienen nuevas herramientas para entender el papel de los dos gigantes estelares en nuestro universo.

¿Algo más que tengamos que saber?

Cuando escuché la noticia no pude evitar recordar esa vieja paradoja que mi profesor de física nos contaba en el colegio: ¿qué pasa si un objeto imparable choca con otro que es inamovible?

No se trata exactamente de los mismos conceptos, pero sí de lo más cercano que podamos llegar.

Un objeto estelar que desgarra cualquier tipo de materia conocida (excepto, de alguna forma, la Radiación de Hawking), y otro poseedor de las características más extremas que cualquier cuerpo celeste pueda tener en cuestión de gravedad y masa.

Son hechos de una magnitud tan compleja, que cuesta imaginarnos lo que podría pasar a nuestro planeta si estuviéramos cerca para el momento en que todo esto ocurrió…

 

Enlaces de interés:

https://elclavo.com/destacado/columna-que-nada-puede-escapar-de-un-agujero-negro-patranas-parte-1/

https://elclavo.com/destacado/columna-que-nada-puede-escapar-de-un-agujero-negro-patranas-parte-2/

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply