#Columna: Los Deportistas también salvamos la patria

#Columna: Los Deportistas también salvamos la patria

Para nadie es un secreto que en Colombia levantamos una piedra y salen un montón de deportistas; sin embargo, somos usados para cuando nos necesitan en la foto, con el objeto de mostrar “resultados” … No crean que el fin de estas 530 palabras que puedo escribir en la presente columna, es para hablar de la corrupción en el deporte. La corrupción en nuestro país ya ni siquiera es cultural, es genético, es natural e inherente en las personas que “cuidan de nuestra patria”.

Lo que se desea resaltar, es que aquellos deportistas que han logrado llegar a una competencia nacional o internacional, exijan el apoyo que merecen por representar a su club deportivo, a su departamento y a su país. Tampoco comentan el error de juzgar o callar a esa persona que tiene el valor de denunciar y exigir lo que corresponde, la psicología de la pobreza lo único que logra es oscurecer aún más el camino para cambiar la imagen negativa de Colombia en el mundo. Es que realmente somos muchísimo más que Pablo Escobar y que un gobierno corrupto, somos Nairo Quintana, Esteban Chávez, Catherine Ibargüen, Éider Arévalo, Jossimar Calvo, Felipe Bedoya, Carlos Sevillano, Juan Carlos Quintero, Diana Castillo, equipo de rugby subacuático Sub 21, equipo de rugby subacuático mayores, equipo de futbol femenino, entre otros – si no conoce a algunos mencionados, búsquelos, conózcalos, en cualquier momento necesitaran de su apoyo.

Retomando la idea, exijamos, no nos dejemos intimidar, recuerden que los medios de comunicación nos están apoyando, como sucedió con el equipo de voleibol o como le sucedió a María Fernanda Jiménez, integrante del equipo de rugby sub acuático sub 21. Sí, no se puede negar que al denunciar nos exponemos a un rechazo hasta de los mismos compañeros, pero ¿debemos seguir aceptando que las instituciones presenten nuestros trofeos como resultados de su gestión, cuando ni siquiera dan para los uniformes?

Es necesario aclarar que, para exigir, hay un debido proceso. Recomendación esencial, conocer la federación a la cual estamos adscritos, los estatutos, el marco normativo y total educación y prudencia, eso basta para que se les caiga la estantería. Normalmente están acostumbrados a deportistas ignorantes, a los cuales pueden intimidar con malas palabras como “mendigo”, “mentirosos”, “ya no serán selección…”, “no podrán ser parte del equipo por la mala actitud…” como está sucediendo con el equipo de fútbol femenino. ¡Noooo! Es que la verdad no lo pueden hacer, lo que pasa es que hemos permitido que crean tener el derecho de hacerlo.

Es hora de conocer lo que nos corresponden, de entender que es nuestro derecho contar con los recursos asignados en presupuesto nacional de la nación. Ese cuentico de que no hacemos parte del ciclo olímpico, ya está en vencimiento. Es hora de mostrarle a los directivos y a los políticos que el deporte además de cambiar la imagen del país son una excelente herramienta política, la cual pueden usar a su beneficio… y lo más importante, nos ayuda a salvar la patria.

Agradecimiento especial por salvar la patria a: Te paso el gordito, El Clavo, 90 minutos, Blu radio y a todos los que compraron tamales.

 

Escrito por: Diony Ico Brath

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply