#Columna: Mi verdad de viajar por Europa

#Columna: Mi verdad de viajar por Europa

Mi verdad de viajar por Europa

Finales de Febrero, 2019:

“Estoy en España… pero no puedo quedarme con sólo conocer España, ésta es sólo la entrada a Europa. ¿A dónde voy después? ¿Cuánto cuesta ir a Francia desde aquí? ¿O a Italia, Portugal, Alemania, Holanda? Vamos a cotizar…”

Marzo, 2019:

“Un bus a Lisboa, Portugal a 10 euros ida y regreso… Tiquetes de avión a París a 20 euros… El Airbnb a 30 euros cada uno si vamos varias personas, cerca al casco histórico de la ciudad… ¡Esto está muy economico para ser verdad, ni dentro de Colombia pues!”

20 de Marzo del 2019:

“Cuando menos lo pensé, estaba en la Terminal de buses de Madrid, de camino a Lisboa – Portugal por 3 días… sólo costó 40 euros la planeación de un viaje de un país a otro, quizá se fue más dinero adicional por despilfarro, comida y obsequios.. al final no se gastó más de 170 euros…”.

Es increíble lo fantasioso que suena esta aventura en voz alta, la verdad es que es así de fácil como se ve. Desde mi experiencia, viajar por Europa resulta mucho más económico que dentro de Colombia o la propia América; quien vaya a estar o ya esté en territorio europeo se le es tan sencillo viajar de un país a otro que es considerado una costumbre cultural entre la población miembro del continente; además que por lo mismo disponen de diversas opciones que en Latinoamérica -o por lo menos en Colombia- no vemos. Pero, ¿por qué?

Opciones utópicas

Europa es un continente en el que su entorno económico y político se mueve manteniendo en orden las relaciones entre los países miembros de la reconocida ‘Unión Europea (UE)’; también es una zona que socialmente conserva su comunicación, confianza y su forma de supervivencia entre ellos mismos. Es decir, se ayudan y cooperan patrioticamente mucho más entre ellos sólo por ser habitantes del continente, sin importar que sean de Francia, España o Alemania, etc.

Son literalmente ‘unidos’. Esto provoca que muchas personas viajen entre un país a otro por negocios, familia o el evidente turismo más frecuente; y claro está que cada movimiento costaría un dineral. Así las cosas, pensando en la mejor opción para ellos (y de paso para el resto del mundo):

  • Cuentan con aerolíneas low cost como Ryanair; ofrecen tiquetes de avión ida-regreso mínimo a 10 euros en adelante con la posibilidad de llevar una maleta de mano grande. Y en caso de necesitar más opciones, puedes cotizar el pago adicional de: equipaje de bodega, entrada prioritaria al avión, tipo de silla, etc., que no alteran exageradamente el precio del tiquete al comprarlo.
  • Existe la posibilidad de viajar por autobús -parecido a un avión en apariencia- de un país a otro con tranquilidad; el pasaje tiene un precio mínimo de 5 euros en adelante. Aunque también hay plataformas de transporte por carretera como BlaBlaCar que disponen de un servicio similar de viaje pero en el vehículo de una o más personas, interactuarías con otros pasajeros, así no se viaja tan solo.
  • Hay una gran cantidad de hostales, pensiones o lugares de Airbnb que no cobrarán un ojo de la cara por noche, dependiendo de la duración del viaje y la localización. Personalmente, este es el tipo de alojamiento más común y económico de los viajeros por Europa, la dinámica ‘hotel todo pago’ es poco recurrente y no rentable para quien desee conocer lo más posible del lugar a donde se viaje. De todas formas es opcional y decisión de la persona cómo y qué tanto desea pagar por su viaje.

Consideraciones, no obstáculos

Como dice mi papá, “si uno se lo sueña y lo trabaja, cuando menos piensa lo consigue”. Puede que viajar a Europa sea difícil cuál privilegio por la cuestión de cómo cruzar el océano y llegar hasta aquí; sin embargo, si se tiene la oportunidad, hay que aprovechar las ventajas. Teniendo los pies en el territorio se abren muchas puertas y a la hora de pagar cuesta mucho menos que pagando “un crucero por europa por todos los países” en Colombia. Un viaje turista promedio de 10 días a Estados Unidos cuesta un mínimo de 3 o 4 millones de pesos (si es que no cuesta más ahora); con esta misma cantidad, puedes conocer 2 o 3 países de Europa teniendo en cuenta estos consejos. No se dejen engañar, viajar es posible, solo se necesita de uno mismo para hacerlo realidad.

 Escrita por: 

Nathalia Andrea Marin Palomino

Comentarios

comentarios

Leave a Reply