#Columna: ¿Que ‘nada’ puede escapar de un agujero negro? ¡Patrañas! (Parte 1)

#Columna: ¿Que ‘nada’ puede escapar de un agujero negro? ¡Patrañas! (Parte 1)

¿Que ‘nada’ puede escapar de un agujero negro? ¡Patrañas! (Parte 1)

Dramatis personae: 

Agujero negro: lugar invisible del espacio cósmico que absorbe por completo cualquier materia o energía situada en su campo gravitatorio.

Horizonte de sucesos: zona exterior al agujero negro donde se establece el punto de no retorno para la materia ordinaria.

Singularidad gravitacional: punto teórico con volumen cero y densidad infinita. Es el resultado al que cualquier masa que se convierte en agujero negro tiene que colapsar.

Velocidad de escape: velocidad mínima que tiene que adquirir un objeto para escapar de la atracción gravitatoria de un planeta o cualquier otro astro.

El pasado 10 de abril de 2019 fue un antes y después para los astrónomos y una mezcla indescriptible de especulaciones para el resto de la humanidad, cuando la organización Event Horizon Telescope (EHT) dio a conocer la primera imagen no simulada de un agujero negro.

Las dudas abundaron y se tomaron las redes sociales para felicitar y/o desmeritar el trabajo de un equipo profesional e internacional, con participaciones a lo largo del globo.

“¿Qué estamos viendo en la fotografía?”

“¿Qué significa lo que vemos?”

“¿Es real?”

“¿Cuánto tardaron en editar esa lámpara con un lienzo negro delante?”

Siempre está bien no tragar entero. Para no hacerlo es justo conocer un poco sobre estos gigantescos cuerpos que deslumbran y despiertan la curiosidad de la humanidad, a tal punto que creamos relatos de ciencia ficción basándonos en ellos: los agujeros negros.

¿Qué vemos?

La primera duda que surgió en gran parte de la audiencia fue esa: pero… ¿qué me están mostrando exactamente?

En realidad, lo que vemos es cómo la luz se ‘dobla’ gracias a la intensa gravedad que genera el agujero negro, pero esto ocurre en el horizonte de sucesos y no en la singularidad como tal, entonces no poder ver el agujero es realmente verlo.

Para hacernos una idea de la gravedad de la que hablamos, pensemos en la ‘velocidad de escape’.

Para el caso de la Tierra, la velocidad de escape es de 11 km/s. Sería como viajar desde la Terminal de buses hasta la Universidad del valle, en un segundo.

Para escapar de la gravedad del Sol, habría que viajar a 617 km/s. Algo así como viajar de Cali a Bucaramanga, en un segundo.

¿Qué pasa por tu cabeza si te digo que la luz viaja a 300.000 km/s y aún así no logra escapar de la fuerza de un agujero negro?

Un paso atrás

Para entender la imagen publicada hay que saber que 8 de los principales observatorios del mundo construyeron la imagen en conjunto. Que no, no es una fotografía de una toma, sino una composición. Las imágenes que encontramos antes del 10 de abril solamente son simulaciones electrónicas con base en nuestros conocimientos teóricos, pero esta efectivamente es la primera vez que se construye una imagen no simulada de un agujero negro.

Ahora sí, podemos dar otro paso atrás para identificar las ‘partes’ de la imagen.

Como muchos escucharon, la imagen confirmó no solo la existencia de estos monstruos, también las teorías y sospechas que tenía Einstein. Pero hay otro personaje humildemente conocido que nos permite entender con más precisión lo que vemos, y entender que la premisa que inunda los artículos periodísticos y la cabeza de muchos recién llegados al tema puede ser falsa: nada escapa de un agujero negro.

Stephen Hawking entendió que sí hay algo que escapa de la intensa gravedad de los agujeros negros y finalmente su teoría fue aceptada como la ‘Radiación de Hawking’.

Hawking entendió que la gravedad en un agujero negro era tan densa que ni la luz podría escapar, pero en ciertas circunstancias eso podría cambiar.

Continúa el 22 de abril, en “¿Que ‘nada’ puede escapar de un agujero negro? ¡Patrañas! (Parte 2)”

 

Escrito por:

Camilo Van Der Huck

Comentarios

comentarios

Leave a Reply