#Columna: Terapia psicológica contemporánea

#Columna: Terapia psicológica contemporánea

Terapia psicológica contemporánea

 

Últimamente en Colombia los casos de suicidio se han incrementado drásticamente, sobre todo en la población joven. El hecho que me hizo tomar más conciencia sobre esto, fue el que ocurrió el jueves diecinueve de septiembre de presente año, donde un estudiante de la Universidad Javeriana de Bogotá, se quitó la vida en plena Institución Educativa. Su nombre era Jhonnier David Coronado.

“En horas de la mañana, este individuo creó un grupo de WhatsApp a donde agregó a sus principales amigos y contactos más cercanos y les pidió perdón, les deseó suerte y les dijo que era el momento de partir” (Colombia, 2019).

Los motivos del suicidio todavía no se han esclarecido, lo único que se tiene certeza es de las buenas calificaciones que sacaba en su carrera profesional.

En países como Colombia ir a un psicólogo es sinónimo de estar “loco”, esto hace que la mayoría de personas estigmaticen esta honorable profesión, e interioricen todos los problemas y angustias que los aquejan, hasta el punto de no encontrar ninguna respuesta a sus inquietudes existenciales y, por ende, optar por el suicidio.

Con todo lo anterior, he decidido entrevistar a Sebastián Viveros, psicólogo egresado de la Universidad Javeriana de Cali, ya que él, junto con dos compañeras han decidido incursionar en un nuevo proyecto, el cual tiene como objetivo normalizar las terapias psicológicas en la ciudad de Santiago de Cali.

 

Entrevista:

DP: ¿Antes que nada, quiero saber cuál es el nombre del proyecto?

SV: Mira Daniel, el proyecto se titula: Sentir Mejor.

DP: ¿Por qué decidiste ponerle así?

SV: La verdad, había estado pensando en diferentes nombres, pero opte por este porque primero, es un nombre de carácter “positivo”. Esto hace que la mayoría de personas, psicológicamente hablando, sientan una mayor atracción y confianza con este tipo de epígrafes. Y segundo, lo que buscamos es trasmitirles a las personas que cualquier individuo puede pasar por situaciones complejas en su vida y eso no determina que su estado mental se encuentre deteriorado, pero sí puede llegar a sentirse mejor con el acompañamiento terapéutico que brinda nuestra empresa.

DP: Ahora bien, ¿el proyecto cómo se origina y en qué consiste?

SV: El proyecto nace de ver el miedo, el morbo y la aversión que tienen algunos caleños sobre la terapia psicológica. Por otro lado, la innovación que estamos realizando (aquí te respondo en qué consiste el proyecto) es la de erradicar ese miedo, morbo y aversión de los ciudadanos de este territorio, a través de imágenes que muestren frases y/o mensajes desde las perspectivas de diferentes enfoques psicológicos en redes sociales (sobre todo Instagram, puesto que es el medio de comunicación más envolvente en este momento) y también, por medio de terapias mixtas, a distancia y presenciales.

DP: ¿En qué consisten las terapias mixtas?

SV: Terapias a distancia: Hemos percibido con nuestro grupo de trabajo, que el mundo contemporáneo cada vez se mueve más rápido, sobre todo las personas que residen en urbes, generando así, relaciones inmediatas y superficiales. Para adaptarnos a estos tiempos, queremos realizar terapias vía online. Sabemos que la interacción con nuestros pacientes por medio de esta vía va a hacer un poco difícil, porque se nos reduce el índice de posibilidades para tener una empatía más solida con el paciente. En comparación con una terapia a nivel presencial, la empatía es crucial para volver la conversación más amena con el paciente y de esa forma crear una relación autentica entre las dos partes, generando así una soltura verbal del paciente, hasta el punto de saber de manera precisa sus tormentos. Por tal razón, complementaríamos la terapia a distancia con terapia presencial, asegurando una calidad superlativa al unir las dos formas de trabajo.

DP: Otra inquietud que me surge… ¿Ustedes creen que una foto puede llegar a influenciar a un individuo de forma positiva?

SV: ¡Muy buena pregunta! No creo que sea la foto en específico, sino más bien el contenido de la foto. Es decir, vos observando una foto, no vas a cambiar a X persona, pero si vas a generar más conciencia. Hoy estamos frente a una sociedad en donde todo entra por los ojos, ¡todo! Desde el más mínimo detalle. En ese orden de ideas, una foto puede influenciar positiva o negativamente a cualquier individuo.

DP: ¡Quiero ver algunas de las fotos que ustedes publican en Instagram!

SV: ¡Claro que sí!:

 

DP: La última pregunta Sebastián ¿Algún consejo para los seres humanos que actualmente se encuentran al borde de quitarse la vida?

SV: El mejor consejo que cualquier profesional de psicología les puede dar es: hablar con la familia, amigos, profesores, jefes, compañeros de oficina, en fin… cualquier persona cercana, que les brinde tiempo de calidad, con el fin de generar un apoyo emocional. Una vez que el paciente se sienta protegido y acompañado en su agonía, vamos a lograr que él, paulatinamente, vaya liberando todos sus temores de manera segura.

DP: Las personas que estén interesadas en contactarte, ¿dónde lo pueden hacer?

SV: En Instagram estamos como: @sentirmejor. Y en también por correo electrónico: consultorias@gruposentirmejor.page

 

***

 

Palabras clave: DP: Daniel Pérez y SV: Sebastián Viveros

Trabajos citados: Colombia, P. (20 de Septiembre de 2019). Joven que murió en la Javeriana se despidió de sus amigos más cercanos por chat. Publimetro Colombia , pág. 3.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply