#Columnista: Esperando a que pase el Humo de lo Digital

#Columnista: Esperando a que pase el Humo de lo Digital

Esperando a que pase el Humo de lo Digital

Desde hace algo más de 10 años los medios de comunicación tradicionales como la radio, la prensa y la televisión, pasan por un momento de transición y cambio en sus modelos de negocio y estructuras informativas. Por lo tanto, y como consecuencia de esta situación, los periodistas se están viendo obligados a hacer todo tipo de maromas y aumentar sus competencias profesionales para continuar empleados.

Entonces vemos como baja la inversión publicitaria en los medios tradicionales y muchos de ellos masivos, los llamados ATL (Above the Line). Cierran periódicos y canales de televisión, las revistas disminuyen su periodicidad, llegan las fusiones con programas de radio, la convergencia entre medios, la transmedia, y los magnates compran editoriales a precio de oferta.

Parece ser que todos estos cambios provienen de la forma como se consumen los medios de comunicación y alrededor de esto se ha formado una gran nube gris donde todos opinan y vaticinan diferentes desenlaces. Todo indica que, a partir de la masificación de las redes sociales, los influenciadores y la cobertura del Internet, pero más aún con la publicidad digital, el consumo y el negocio de transmitir información se ha transformado.

Se habla de una gran crisis de los medios de comunicación, y mientras se resuelve la ecuación, hay más periodistas desempleados, en las facultades de comunicación se sacan un ojo para saber dónde está la bolita y para dónde va la cosa. Así son los cambios, siempre ha sido así.

Cuando salgamos del humo de lo digital, que nos tiene locos a todos, cuando la “revolución” haga los ajustes necesarios en los negocios y la sociedad, entonces el tema irá tomando su nuevo enfoque y tendremos la certeza de lo que sigue. Lo que el Internet ha hecho en el mercado de los medios es ‘mover la mesa’, haciendo que se caiga lo que no tenía una línea editorial, un mercado y un modelo de negocio claro. Los impresos no se van a acabar, tampoco la televisión y la radio ya demostró que sigue, pero si va a cambiar la forma como se consumen. Eso sucede con el cine y el fenómeno de Netflix, y la música con Spotify, la radio con el podcast y la televisión con Internet.

Es como el agua turbia, todo consiste en esperar hasta que se asiente el barro y poder ver todo con claridad, el tema es que no sabemos cuánto tiempo hay que esperar y quiénes serán capaces de hacerlo. Mientras tanto los medios tratarán de aguantar, algunos irán perdiendo su norte y se transformarán, se reinventarán. Otros dejarán de ser medios, encontrarán otro negocio.

Pero finalmente, los que conserven su línea editorial, aún en contra de la corriente, serán los que seguirán en el mercado. Y todo se calmará de nuevo, hasta que alguien se invente otra forma de comunicarnos y ahí tal vez será el turno del Internet para que tenga que reinventarse, transformarse, pero seguramente tampoco desaparecerá.

Escrita por:

César López

Comentarios

comentarios

Leave a Reply