#Cultura: Festivales de música en Colombia

#Cultura: Festivales de música en Colombia

Festivales de música en Colombia

Fenómenos en crecimiento

Muchas personas cuando se habla de festivales de música piensan en lo ajeno, en lo extranjero, en lo de allá; piensan en el Tomorrowland y todos esos elementos que te hacen sentir en un viaje al mundo de Alicia en el país de las Maravillas, ambientado con la música electrónica mejor “rankeada” del momento, o tal vez imaginan el Lollapalooza en Chile, o Argentina bajo un emblema rockero del carajo, o incluso pueden desear ir a Coachella en uno de los estados más caros del mundo.

Y sí, tienen razón, esos son festivales absurdamente geniales, enormes, con un cartel impresionante y en lugares que exudan magia. Sin embargo, lo nuestro también es una chimba. Tan buenos como el festival en Rio de Janeiro o el festival Viña del Mar… bueno, para ser sinceros, nuestros festivales no están a la altura de los brasileños, pero esa paloma chilena en mi opinión, sí nos la pasamos por las gónadas en cuestión de invitados.

No, mentiras. Tampoco.

Pero insisto, los festivales de acá son tremendos. Por ejemplo, el Estéreo Picnic que se celebra en Bogotá, ha logrado atraer bandas que en algún momento pensamos que nunca pisarían territorio nacional. La combinación de géneros que son altamente comerciales junto a artistas nacionales o alternativos, lo hace aún más atractivo, lo convierte en una experiencia irrepetible. Bueno, tal vez ya no es tan sorprendente tener a Zoé dentro del cartel, se volvió paisaje, un rito del festival invitarlos. Pero por lo demás, incomparable.

Está también con un alto costo de ingreso el Storyland en Cartagena o Santa Marta, donde encontramos una versión minúscula de otros festivales de música electrónica, techno y house. Sin embargo, la adaptación con la presencia del mar y el caribe, dan una bonificación de una experiencia extranjera, como si por un momento nos trasladáramos a otra dimensión completamente nueva.

Está la innovación de nuestros emprendedores por convertir zonas colombianas de turismo en una experiencia musical de alta calidad. Es por ello que se creó que Tatacoa Festival, porque no hay nada más extremo que celebrar en medio del desierto. Invaluable sería la palabra correcta para usar un ambiente tan áspero literalmente hablando, pero completamente adaptado a nuestro deseo de experimentar la música más allá del reproductor de nuestro móvil.

Y sí, posiblemente estos sean los mejores festivales de Colombia, pero a su pesar, no todos podemos acceder a ellos, pues seguimos luchando por sobrevivir para darnos esos lujos.

Sin embargo, hay festivales iguales de Irrepetibles en versiones, con artistas de primera categoría, con experiencias invaluables, y música diferente que no tienen costó alguno que se crearon para nosotros, para todos.

Rock al Parque quizá, el más emblemático festival de Colombia, el más grande, y gratis. En serio, gratis. Artistas de talla mundial han estado allí parados dejando las entrañas en sus canciones. Expresando uno de los géneros que ha cambiado el mundo, la forma de vivirlo, la industria misma. Es decir, tanto le debemos al rock y tanto le debemos a Rock al Parque…

Y no solo está ese festival gratuito, Bogotá que es la capital y la mejor plaza para la diversidad musical tiene otros festivales con el mismo formato con géneros únicos de Jazz, Salsa, Blues, y Hip Hop, mientras que Cali, una ciudad rumbera intenta hacer que valga la pena disfrutar de otras corrientes musicales con el Ajazzgo o el Blues and Folk promocionado gratuitamente para un público, que a veces, es desagradecido por la música de alta calidad. ¡Aprovechemos, hay opciones en todo el país!

Comentarios

comentarios

Leave a Reply