#Educación: Carreras que deberían ser pro

#Educación: Carreras que deberían ser pro

Carreras que deberían ser pro

El dilema del oficio y la profesión

Ilustración por Alejandro Zapata

Cuando se arranca la vida laboral es difícil encontrar un espacio dentro del amplio margen al que llamamos trabajo. Ya sea porque no se tiene la experiencia, la capacitación o los títulos… se hace todo muy complejo para los jóvenes. Y más complejo cuando nos enteramos que en el mundo existen ramas del mercado que son fundamentales, pero que no tienen un título profesional. Todo esto pone a las personas en una encrucijada de pensar si realmente enfrenta una carrera o se prepara de forma rápida para un oficio. En esta edición de la Revista El Clavo, nos ponemos la 10 y hablamos de cuatro ramas productivas de la sociedad que, por su importancia a muchos niveles, deberían pasar de oficio a ser consideradas carreras profesionales:

Profesional en transporte y relaciones públicas (Taxista): La labor de los taxistas está evolucionando. La movida de las aplicaciones privadas que trajo consigo competencia para el gremio, hizo que muchas empresas se preocuparan en brindar más y mejores servicios con estos trabajadores. La importancia del taxista radica en que son las personas responsables de vidas sobre la vía, su ubicación temporal en las ciudades, de brindar un servicio de orientación ciudadana y de manejar un trato humano. El taxismo debería ser considerado una profesión por la cantidad de componentes en humanidades que se ven envueltas en su labor día a día.

Asesor en alimentos y nutrición (Mesero): Los meseros hoy en día deben tener más que nunca un papel fundamental en un mundo que piensa gramo por gramo, cuales son las cosas que se ingieren de forma balanceada y alimentarse con ellas. Además, el conocimiento de diferentes padecimientos físicos que pueda tener un comensal, hace que un mesero coloquial se transforme (o se deba transformar) en un profesional preparado para brindar un servicio de atención y asesoría al máximo nivel. Hablamos de nutrición, salud y conocimiento técnico.

Científico de datos (community manager): Hoy en día la internet tiene una cantidad abismal de datos que muy pocas personas se toman el tiempo de interpretar y traducir. Y muy pocas personas lo hacen porque es una labor compleja que necesita de preparación y de conocimiento digital. Esta profesión es fundamental en la construcción de noticias, interpretación de tendencias de mercado y brindarle datos correctos a cualquier ente del estado sea privado o público.

Seguridad en línea (Antivirus): Aunque el papel de estos programas es fundamental para que los inquietos digitales no se roben datos de importancia en los computadores, es claro que con la evolución de los servicios prestados en la internet y la cantidad de transacciones que se hacen ahí, se necesita desarrollar una profesión real en la cual se capaciten seres humanos para brindar seguridad constante en los sitios web y a los cuales se pueda recurrir de manera instantánea. Algo así como una policía digital la cual esté atenta a todos los usuarios de su jurisprudencia que usan la internet.

Aunque utópico, estas profesiones pueden ser desarrolladas para que los jóvenes y las personas que están capacitadas de manera amplia, pudiesen tener mejores perspectivas y proyección en sus vidas laborales.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply