#Especial: El Dilema de los Multiversos Cinematográficos de Marvel

#Especial: El Dilema de los Multiversos Cinematográficos de Marvel

El Dilema de los Multiversos Cinematográficos de Marvel

En los 80 y principio 90, de los cómics no eran el negocio multimillonario que es actualmente. Estas publicaciones que podían ser semanales, quincenales o incluso mensuales, tenían un nicho de mercado bastante definido y pequeño: niños pequeños y adultos que no habían podido superar su niñez. Sí, la gente sabía quiénes eran el Capitán América, Spider-Man, Hulk y posiblemente Iron Man, pero sus historias habían quedado relegadas a un grupo muy pequeño de personas y eso, junto con las malas decisiones que tomaban los directivos de Marvel, como querer lanzar una cadena de restaurantes o unas series de cómics en formato CD-ROM, los llevaron a declararse oficialmente en bancarrota el 27 de diciembre de 1996 ante la corte de los Estados Unidos.

Con deudas millonarias, los ejecutivos de Marvel pensaron en una manera fácil de conseguir dinero y decidieron vender los derechos cinematográficos de algunas de sus franquicias de superhéroes, ya que luego de algunos intentos de realizar películas inspirados en ellos no habían dado resultado. Como Howard el Pato en 1986 (producida por George Lucas), The Punisher en 1989, Captain America en 1990 y una versión de The Fantastic Four de 1994 que no pudo ver la luz y al día de hoy, es considerada una de las peores películas de superhéroes de la historia.

Fue así como en 1997 los derechos para hacer películas con sus súper héroes fueron puestas a la venta y aquí, esta breve historia debe partirse en dos, ya que, por un lado, Marvel llevaba un par de años con la idea de producir una película de Blade, que finalmente vio la luz en 1998 con Wesley Snipes en el papel del caza vampiros y producida por New Line Cinema.

Pero, por el otro lado, Marvel necesitaba el dinero y en ese mismo año de 1998, le ofrecieron los derechos de todos, absolutamente TODOS los personajes a Sony Pictures, quienes bajo el mando de un no muy visionario director ejecutivo, decidieron quedarse solo con los derechos de Spider-Man por tan solo $10 millones de dólares y no por todos los derechos cinematográficos de su universo entero por los $25 millones que les pedía Marvel.“A nadie le importa una mier&% los demás personajes de Marvel.  Vayan y hagan el negocio solo por Spider-Man” Yair Landau, presidente Sony Pictures en 1998.

Pero Laundau de cierta forma tenía razón: -en ese momento- a nadie le importaban las películas de superhéroes y los pocos intentos de hacerlos eran un fracaso en taquilla.  Pero, ahora sí, uniendo las dos partes de esta historia, Blade le demostró ese mismo año que estaba equivocado y con un presupuesto de $45 millones de dólares, recaudó $131 millones a nivel mundial.

Entre 1997, 1998 y 1999 los derechos cinematográficos de Marvel se repartieron así: Blade y Iron Man terminaron en NewLine Cinema, los X-Men, Daredevil + Elektra y Nick Fury en 20th Century Fox, Black Panther, The Punisher y Captain America en Artisan Entertainment, Spider-Man, Thor, Ghost-Rider, Luke Cage y Black Panther en Sony Columbia, Lionsgate se quedaría con Black Widow, Man-Thing y Universal Studios con Hulk y Namor.

¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo?

Después de que Marvel      decidió vender todo, llegaron el éxito de las tres películas de Blade, la trilogía de Spider-Man dirigidas por Sam Raimi, los éxitos de taquilla (aunque fracasos como películas) de Daredevil, Elektra y las dos de Ghost Rider (sí, esas con Nicolas Cage), las dos películas de los Fantastic Four y sobre todo la muy exitosa trilogía de los X-Men. Todo esto finalmente en 2007 abrió los ojos de los ejecutivos de Marvel, quienes muy seguramente pensaron “¡Oh por Dios, ¡qué hemos hecho!”.

Fue entonces que los de Marvel, decididos a enmendar su error, tomaron los dos héroes que aún les quedaban en el cajón y fue así como para el 2008 vieron la luz The Incredible Hulk y Iron Man. Esto al día de hoy más parece un milagro, ya que, para representar a Tony Stark, el millonario magnate de ojos azules, 1,85 M de

altura y uno de los personajes más alcohólicos y problemáticos de Marvel, contrataron a Robert Downey Jr. uno de los actores con más problemas de alcohol y   drogadicción de Hollywood, ojos oscuros y tan solo 1.72 cms de altura. Sin embargo, ambos compartían un atributo que los convertía en iguales: un arrollador carisma.

En el caso de The Incredible Hulk, en su momento interpretado por Edward Norton, lograron una especie de “préstamo” por parte de Universal Pictures a Marvel Studios para poder realizarla y comenzar a cimentar su universo cinematográfico. Esa es también la razón por la que existe, y al parecer existirá, solo una película con el alter-ego del doctor Bruce Banner, así sea parte importante de los Avengers.

El $úper podero$o ratón $alvador

El 31 de agosto del 2009 The Walt Disney Company anunció que estaba interesado en adquirir Marvel Entertainment -sus cómics y estudios de cine y televisión- por $4.24 miles de millones de dólares, negocio que se cerró el 31 de diciembre de ese mismo año.

De ahí en adelante la historia es ya más conocida por todos: en el año 2010, en una pausa por parte de todos los estudios, la única película de superhéroes que vio la luz fue Iron Man 2, producida por Marvel Studios y distribuida por Paramount Pictures.

En 2011 y luego de pasar de 20th Century Fox a Sony Pictures Entertainment, de ahí a Paramount Pictures y finalmente regresando a Marvel Studios, Thor, protagonizada por Chris Hemsworth se estrenó el 6 de mayo de ese año. Por su lado, luego de ser vendido a Artisan Entertainment, sobrevivir a una disputa legal entre Marvel y su creador Joe Simon, pasar por Paramount Pictures, estar bajo la mira de varios directores y llegar de nuevo a salvo a Marvel Studios, Captain America: The First Avenger interpretado por Chris Evans se estrenó el 22 de julio del 2011.

Así fue como en mayo del 2012 Nick Fury, Black Widow, Hawkeye, Thor, Hulk, Captain America, Iron Man y el agente Coulson se unieron para enfrentar a Loki junto a su ejército de Chitauris y se develó que todo esto era un plan de Thanos para reunir las gemas del infinito. Pero esa ya es otra historia que ustedes muy seguramente ya conocen, o para otra edición de El Clavo.

 

Por: Alejandro Serrano

@alejoserrano

GeeksMagazine especial para El Clavo

https://www.geeksmagazine.co/author/alejoserrano/

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply