#Temática: Sea todo bien, sálvele la patria a los viajeros

#Temática: Sea todo bien, sálvele la patria a los viajeros

Sea todo bien, sálvele la patria a los viajeros

A unos paisas en El Coca, al Capi, a una gran familia en el Tayrona y a los que se me pasan…

Ilustrado por Alejandro Zapata Rivas

Mis amigas y yo llamamos “crisis existenciales” a las ganas de mandar todo a la porra. Una se levanta preguntándose si el quehacer diario vale la pena cuando la vida se resume en un caminar irremediable hacia la muerte. Pero estas “crisis” (que llamamos así no sólo porque somos exageradas sino porque encierran una pesadumbre del ser), son en realidad una respuesta humana al vacío interior al que nos condujo la implantación de un modelo de vida que absorbe nuestro tiempo a cambio de dinero, mientras deteriora las relaciones humanas.

En todo caso, y como no es la intención detenerse a explicar los gajes emocionales de la posmodernidad, siempre que nos atacan estas “crisis”, luego de mucho hablar (y lamentarnos porque la vida no se parece a un poema de Eduardo Galeano y en cambio parece una canción de Canserbero) llegamos a la conclusión que la mejor manera de mandar todo a la porra es viajando. Y bueno, como ser  viajero no es lo mismo que ser turista, especialmente porque uno cuenta con más recursos económicos que el otro, tomar la decisión de mochilear no es tan fácil como lo hace parecer “darle la vuelta al mundo” de Calle 13.

Cuando una se va y como dicen por ahí “se mete en la vaca loca”, aunque siempre son más los días buenos que los días malos, se termina por estar agradecida eternamente con quienes le salvaron la patria en un día difícil o con quienes, en un día cualquiera, le cambiaron la percepción del mundo con una historia, una sonrisa o una palabra. Hoy quiero hacer un llamado al lector para que le salve la patria cada vez que pueda a la mochilera o al mochilero que se cruce en el camino; y claro, quiero darle las gracias a quienes me la salvaron a mí, aún sin conocerme e hicieron más fácil o más bello mi viaje porque mochilear es mejor cuando hay gente todo bien.

Viajar es meterse en una cámara de tiempo para entender el mundo desde los ojos de las montañas, el mar, los silencios, la satisfacción de vivir un día sin prisa y, sobre todo, para entenderlo desde los ojos de los otros. Viajar es la mejor decisión que puede tomar cualquier persona en cualquier momento de su vida, y es por ello que la gente todo bien, la que salva la patria, es tan importante, en especial cuando el sol no brilla tanto. Sea todo bien cada vez que pueda: salve la patria con abrigo, alimento, amistad o palabras de aliento para continuar el camino; alguien siempre pensará en usted.

Escrito por:

Nathalia Muñoz Arias

 

Comentarios

comentarios

Leave a Reply