El 7 de diciembre, las calles colombianas se llenas de velitas y faroles para festejar el Día de las Velitas. Conoce de qué se trata.

En la noche del 7 de diciembre y parte de la madrugada del 8, los hogares colombianos se llenan de miles de velitas multicolores, música, risas y diversión. Las calles colombianas son el escenario en el que se vive un gran ambiente de fiesta y en el que las familias conmemoran el Día de las Velitas.

Aunque es una de las tradiciones decembrinas más populares en el país, no todos saben por qué se celebra. Aquí te contamos el origen de esta conmemoración y más curiosidades del Día de las Velitas.

¿Por qué se celebra el Día de las Velitas?

Descubre el origen de esta celebración.

El origen de esta festividad se remonta a la emisión de la bula Ineffabilis Deus, en español Inefable Dios, en 1854. Se trata de una carta en la que el Papa Pío IX declara el dogma de la inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María.

De acuerdo con dicho documento, la Virgen María fue concebida sin pecado original, por lo que se tiene la creencia de que los católicos alrededor del mundo prendieron velas para celebrar ese acontecimiento. Desde 1854, en Colombia, el 7 de diciembre se convirtió en la fecha en que se homenajea a la Virgen Inmaculada y también marca el inicio de las fiestas navideñas.

Desde ese momento, las familias colombianas se reúnen en sus hogares para prender velitas y faroles que iluminan la noche y la madrugada. Anteriormente, los ciudadanos también colgaban banderas de colores blanco y azul en honor a la madre de Cristo. Actualmente, son pocas las personas que continúan haciéndolo.

Deseos con las velitas

Si bien es una fecha con origen católico, creyentes y no creyentes festejan este día. El Día de las Velitas es el inicio de las fiestas decembrinas y además de reunir a las familias, las velitas sirven para otro propósito.

Popularmente, se cree que por cada vela que se prende en esta ocasión, se puede pedir un deseo. Además, grandes y chicos usan las velas para agradecer por todo lo bueno que se ha recibido a lo largo del año.

Usualmente, son los niños los encargados de no dejar que las velas se apaguen y se mantengan encendidas durante horas. Al ser el inicio de las fiestas de diciembre, el festejo suele estar acompañado de comida tradicional como natilla, buñuelos, canelazo, galletas y mucho más.

No es una celebración netamente colombiana 

Aunque esta es una celebración religiosa, algunos países también toman esta fecha para celebrar la concepción de la Virgen María, que fue instaurado por el mandato del papa Pío IX en el siglo XIX. 

Por ejemplo, en España esta es una fiesta que se celebra desde 1644 y en la cual se conmemora el nacimiento de la Virgen María, quien según la religión católica estuvo libre de pecado y culpa.