Desde el 2000, todos los 25 de noviembre es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Proclamada por la Organización de las Naciones Unidas, la efeméride tiene como fin visibilizar la violencia contra las mujeres y niñas en todo el mundo.

El 25 de noviembre es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, designado en el año 2000 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En esta fecha, se invita a los gobiernos del mundo, organizaciones internacionales y ONGs a involucrarse, coordinando acciones que difundan sobre todas las formas de violencia que sufren las mujeres todos los días.

Desde el año 1981 que militantes y activistas a favor de los derechos de la mujer aprovechan el 25 de noviembre como día de protesta y conmemoración contra la violencia de género. Es para honrar a la memoria de las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas en 1960 por orden del dictador Rafael Trujillo.

Día Mundial contra la Violencia hacia la Mujer: objetivos

El día internacional tiene como objetivo principal visibilizar y concientizar sobre la violencia que se ejerce contra las mujeres y niñas todos los días y en todas partes del mundo. Además, se pretende fomentar la ejecución de políticas públicas por parte de los gobiernos del mundo para erradicar la violencia de género, así como para brindar apoyo a las víctimas, quienes suelen ser estigmatizadas.

Cabe destacar que las cifras de la violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo preocupante: una de cada tres mujeres se ve afectada por algún tipo de violencia de género y cada 11 minutos una mujer o niña muere asesinada por un familiar.

Podría interesarte: ( Cómo hablar de drogas con los jóvenes en la era del fentanilo )

Formas de violencia contra las mujeres

La violencia contra mujeres y niñas es de las más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo, que se nutre de la impunidad de los perpetradores así como el silencio, la estigmatización y la vergüenza de sus víctimas. La ONU la define como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

Estas violaciones a los Derechos Humanos se manifiestan de varias maneras:

  • Violencia por parte de un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, feminicidio).
  • Violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero o cibernético).
  • Trata de personas (esclavitud, explotación sexual).
  • Mutilación genital femenina (practicada en ciertas comunidades y culturas, asociada con creencias religiosas).
  • Matrimonio infantil (niñas obligadas a casarse en contra de su voluntad).

El Diario AR.