#Columna: Como dice doña Mary “¡Hay mañana, y mañanita!”

#Columna: Como dice doña Mary “¡Hay mañana, y mañanita!”

#RevistaImpresa

Como dice doña Mary “¡Hay mañana, y mañanita!”

 

#Columna: Como dice doña Mary “¡Hay mañana, y mañanita!”

 

Año: 1988. Lugar: Urbanización la Merced, Norte de Cali.
Yo – Mami, ya sé que quiero ser cuando sea grande. ¡Quiero ser Político!
Doña Mary – Muy bien, Jorge Andrés, y mientras tanto señor Alcalde, usted ya hizo las tareas para mañana?
Yo – Umm… sí
Doña Mary – ¿Sí qué?
Yo – Sí señora.
Doña Mary – Lo siento dudando, vaya y se fija, y de paso alista el uniforme, mire que mañana anda a las carreras.

Para doña Mary no importaba que uno quisiera ser astronauta, bombero, periodista, o presidente, tanto como el cumplimiento de las obligaciones diarias, porque en palabras de una vecina de la misma escuela idiomática de doña Mary, en lo pequeño se ve lo grande.

De pelicula…

En ese entonces uno se sentía Daniel Larusso, cuando el señor Miyagi lo puso a pintar una baranda y a lavarle el carro dizque para hacerse un gran karateca*. La verdad es que cuando se construyen las cosas de forma pausada, peldaño a peldaño, pensando en el gran mañana pero recogiendo los resultados de cada día, no
solamente hacemos que el ascenso dure más y sea mayormente satisfactorio, sino que nos hacemos más hábiles y sabios, y luego no puede con nosotros ni el aletoso de de Kobra kai**. Por eso, señor emprendedor, en el desarrollo de sus negocios, vaya despacio y con buena letra (esa no es una frase que diría doña Mary), recuerde que lo interesante no es solamente el destino, sino también el trayecto (esa última frase sería más bien atribuible falsamente a Paulo Coelho o a Deepak Chopra, pero es cierto).

*Señor Millennial, Daniel Larusso (Ralph Macchio) era el protagonista de Karate Kid (1984) una película donde un mancito que llegaba a vivir a California, se la tenían montada (le hacían bulling), y un chinito, que en verdad era Japonés, de la provincia de Okinawa, llamado el señor Miyagi (Pat Morita), le enseña Karate, y luego de mucho sufrimiento ( y una pierna rota) gana el campeonato de Karate contra Johny Lawrence (William Zabka).

**Kobra Kai era el dojo del mono aletoso.

 

 

Escrito Por: Jorge Andrés Villegas Ruiz.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply